Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

octubre 2019

18 vie
19 sáb
20 dom
21 lun
22 mar
23 mié
24 jue
25 vie
26 sáb
27 dom
28 lun
29 mar
30 mié
31 jue

noviembre 2019

1 vie
2 sáb
3 dom
4 lun
5 mar
6 mié
7 jue
8 vie
9 sáb
10 dom
11 lun
12 mar
13 mié
14 jue
15 vie
16 sáb
17 dom
18 lun
19 mar
20 mié
21 jue
22 vie
23 sáb
24 dom
25 lun
26 mar
27 mié
28 jue
29 vie
30 sáb

diciembre 2019

1 dom
2 lun
3 mar
4 mié
5 jue
6 vie
7 sáb
8 dom
9 lun
10 mar
11 mié
12 jue
13 vie
14 sáb
15 dom
16 lun
17 mar
18 mié
19 jue
20 vie
21 sáb
22 dom
23 lun
24 mar
25 mié
26 jue
27 vie
28 sáb
29 dom
30 lun
31 mar

enero 2020

1 mié
2 jue
3 vie
4 sáb
5 dom
6 lun
7 mar
8 mié
9 jue
10 vie
11 sáb
12 dom
13 lun
14 mar
15 mié
16 jue
17 vie

No disponemos de precios orientativos para este destino y número de noches. Puedes hacer una búsqueda para conocer el precio exacto de tu viaje.

Vuelos de última hora desde Colombo

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Singapur

Puente
Conocida como el Tigre Asiático y ubicada casi en el ecuador, Singapur, cuenta con casi 5 millones de habitantes y se ha convertido en un icono mundial. Es una ciudad y país cosmopolita y multitudinario, de edificios altos, históricos, museos, centros comerciales, y más de 400 parques públicos, un gran número de playas y una selva tropical. Este gigante económico de Asia, te ofrece conciertos, eventos y vida en la calle a cualquier hora de día. Piérdete por Chinatown, entre sus adivinos, calígrafos y adoradores de templos, compra materiales para confeccionar ropa en Little India, o oye el rezo de la Mezquita del Sultán desde las pequeñas calles de Arab Street. La combinación de un rico pasado oriental y colonial con la modernidad occidental, hacen de Singapur un destino atractivo.

Resulta muy interesante entrar en los templos, para lo cual hay que sacarse los zapatos, y asistir a sus ritos con música de fondo. Gentiles, ofrecen su arroz ritual cuando ven a un visitante interesado y preguntón, y no corresponde rechazar ese arroz naranja y de gusto dulce, por una cuestión de educación, primero, y segundo porque en Singapur no existe ninguna de las enfermedades que sí hay en los otros países de la región. Singapur es una gran mezcla. Las publicidades, los nombres de calles y edificios, los carteles, están escritos en inglés. Los diarios principales también, aunque cada comunidad tiene los suyos. Y cada colectividad aporta sus dialectos; los chinos, teochew, hakke, cantonés; los indios, sikh, gujarati; pero los principales son el malayo y el tamil, hablado por el 80 por ciento de los indios. La ciudad cuenta con un magnífico jardín botánico que ofrece, además, un jardín de orquídeas único en el mundo, con más de 60.000 especies. Una curiosidad: algunas de esas orquídeas han sido rebautizadas con motivo de la visita de algún jefe de Estado extranjero; hay una orquídea Margaret Thatcher, una Eduardo Frei y también una Nelson Mandela.

Hay una comida malaya, el epok epok, que contiene una mezcla de patata, huevo y pollo, además de abundantes especias. Un hecho que llama mucho la atención es que todos comen platos pesados y picantes en el desayuno. El plato típico matinal es el chee cheong fun, una masa de varias capas hecha de harina de arroz, hervida y acompañada por salsa de soja, aceite de sésamo, semilla de sésamo y chili. En cuanto a las frutas, la variedad es muy grande. No sólo cuentan con las clásicas occidentales, sino con el magnífico durián. Dos muy extrañas para el occidental son la fruta diablo, de Vietnam, y la estrella.

Publicidad