Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

Vuelos baratos de Palma de Mallorca (PMI) a Budapest (BUD)

Viaje: 2 días
Ida mié, 20 nov
Eurowings
Equipaje de mano
12:45 PMI
7h 0m
1 escala
19:45 BUD
Vuelta vie, 22 nov
Vueling
Equipaje de mano
15:20 BUD
6h 55m
1 escala
22:15 PMI
193,97

por persona

Viaje: 2 días
Ida jue, 12 dic
Eurowings
Equipaje de mano
13:55 PMI
5h 45m
1 escala
19:40 BUD
Vuelta sáb, 14 dic
Iberia
Equipaje de mano
15:40 BUD
7h 45m
1 escala
23:25 PMI
214,75

por persona

Viaje: 3 días
Ida mar, 22 oct
Eurowings
Equipaje de mano
13:50 PMI
7h 15m
1 escala
21:05 BUD
Vuelta jue, 24 oct
Norwegian
Equipaje de mano
21:25 BUD
14h 5m
1 escala
11:30 +1 PMI
215,25

por persona

Viaje: 2 días
Ida jue, 05 dic
Eurowings
Equipaje de mano
14:10 PMI
5h 30m
1 escala
19:40 BUD
Vuelta sáb, 07 dic
Eurowings
Equipaje de mano
08:45 BUD
9h 5m
1 escala
17:50 PMI
225,30

por persona

Viaje: 3 días
Ida dom, 17 nov
Eurowings
Equipaje de mano
09:55 PMI
9h 45m
1 escala
19:40 BUD
Vuelta mar, 19 nov
Norwegian
Incluye 2 maletas
19:35 BUD
24h 15m
1 escala
19:50 +1 PMI
237,72

por persona

Vuelos de última hora desde Palma de Mallorca

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Budapest

Panorámica de noche

Con más de un millón y medio de habitantes, Budapest se ha convertido en la capital y la ciudad más poblada de Hungría. Considerada la "joya del Danubio", la ciudad se fundó en 1873 cuando se unieron las ciudades de Buda y Pest, situadas a orillas del Danubio. Budapest se ha erigido así como una de las ciudades europeas de mayor interés histórico, cultural y social. Sus grandes e históricas edificaciones, así como sus numerosos manantiales hacen de Budapest una ciudad singular con mucha vida. Dividida por el río Danubio, en la parte oriental de la ciudad encontramos la zona palaciega y real, mientras que en la otra orilla del río encontramos la parte parlamentaria y contemporánea. El Parlamento y las iglesias de San Matías y San Esteban son visitas obligadas. Cerca de la iglesia de San Matías encontramos el Bastión de los Pescadores, otra visita obligada. Situada encima de la colina, nos brindará con una espléndida vista del Danubio. Una de las joyas de la ciudad la encontramos en el Museo Aquincum, dónde podemos encontrar una de las mayores exposiciones de ruinas romanas de Europa. Budapest también cuenta con un barrio judío, donde se levantó la mayor Sinagoga de Europa, y muy cerca de allí podremos encontrar tiendas de antigüedades e históricos cafés. Pero si por alguna cosa destaca Budapest es  por sus manantiales. El agua es su mayor riqueza natural ya que cuenta con más de 118 manantiales y unos 50 balnearios públicos. Situados en históricos edificios, destaca el balneario  neobarroco de Szécheny del año 1913, así como las aguas cristalinas del balneario Gellert. El baño turco Rudas, creado en el siglo XVI y de arquitectura otomana, es uno de los más grandes y más prestigiosos de la ciudad. Su historia y sus manantiales hacen de Budapest una ciudad llena de vida y única en el mundo. 



Quien visita hoy Budapest, puede admirar notables construcciones tales como el Barrio del Castillo, el Palacio Real, el Bastión de los pescadores o el Parlamento, y disfrutar, asimismo, de la intensa vida cultural que ofrece la ciudad.

Un paseo por las panorámicas orillas del río. Buda ofrece la parte palaciega y real, la iglesia de Matías, los museos, la Biblioteca Nacional, los pequeños y exclusivos restaurantes, los edificios medievales ordenados con elegancia a 60 metros sobre el Danubio, en el monte Gellért, que se escala sin esfuerzo gracias al Budavári Sikló Menetjegy, un antiguo tren-funicular.
Del otro lado, en Pest, el perfil de la ciudad está marcado por las ominosas y grises moles parlamentarias, la basílica de San Esteban, las tiendas de antigüedades y de libros de colección, el barrio judío con la más grande sinagoga de toda Europa, los tranvías amarillos, los perfectos cafés de la avenida Andrássy, la plaza Roosvelt, el distrito comercial en la calle Váci, los burgueses y ornados edificios de departamentos del centro en los que vivían los comerciantes y hombres de la industria del siglo XIX y, al fondo, los alrededores del Városiglet o 'parque de la ciudad'.

Sobre todo, en Budapest no te puedes perder su mayor riqueza natural -el agua-, en alguno de sus 50 balnearios públicos, ubicados en edificios históricos como los de Gellert, el turco Rudas o el barroco Széchenyi.

La joya del Danubio

La ciudad más bella de Europa del Este saciará los sentidos de los amantes de la arquitectura con su mezcla de estilos. No en vano se considera la joya del río europeo más musical.

Publicidad