Corinthia Hotel Prague Descripción

El Corinthia Hotel Prague está ubicado en la cima de una de las colinas de Praga y ofrece impactantes vistas panorámicas de esta hermosa ciudad. El hotel está a sólo dos paradas de metro (5 minutos)del centro de la ciudad y goza de una ubicación privilegiada, adyacente al Centro de Congresos de Praga. El Corinthia Hotel Prague es un hotel ultra moderno que brinda los más altos niveles de comodidad gracias a un amplio espectro de servicios caracterizados por su calidad, estilo y la atención personalizada que los clientes necesitan. El Corinthia Hotel Prague se ha convertido en una parte de la Wyndham Grand Collection en el 2008.

Todas las habitaciones son del mismo tamaño y están en muy buenas condiciones. Las habitaciones son grandes y espaciosas y algunas tienen impresionantes vistas al casco antiguo de Praga. Las habitaciones renovadas están decoradas de forma elegante, en tonos verdes y marrones suaves y amuebladas en un estilo ejecutivo moderno. Las habitaciones más antiguas son más oscuras y están decoradas en un estilo más anticuado con colchas estampadas y muebles negros. Los baños son de tamaño mediano. Los nuevos son ultramodernos y los antiguos, aceptables, aunque algo decepcionantes. NOTA: las habitaciones triples cuentan dos camas individuales o son habitaciones dobles con una cama extra.

Sello Mejor Precio Garantizado
Reserva ahora con el mejor precio garantizado

Servicios

Hotel

  • Peluquería
  • Servicio habitaciones 24h

Actividades y ocio

  • Sauna

Información útil

Información tasas

En este destino se cobrará la estancia en moneda local, por lo que el importe confirmado puede sufrir variaciones según el cambio de moneda del país.

Cómo llegar

El hotel está bien ubicado, a la sombra del Palacio de Cultura y a sólo 5 minutos en auto de la plaza Wenceslas y de la ciudad antigua. La principal autopista A1 que hace enlace con Praga hacia Viena corre enfrente al hotel y la estación de subterráneo Vysehrad está a sólo 2 minutos caminando.

Publicidad
Publicidad