Hoteles en Dublín

BUSCA HOTELES EN Dublín

¡Reserva ahora con el mejor precio garantizado!

Cancelación Gratuita en la mayoría de habitaciones

Sobre Dublín

Dublín es una de las ciudades más antiguas de Europa que ofrece historia, cultura, bares y pubs tradicionales, así como restaurantes, tiendas internacionales y mucho más. Leer más »

Dublín

Sobre Dublín

Dublín es una de las ciudades más antiguas de Europa que ofrece historia, cultura, bares y pubs tradicionales, así como restaurantes, tiendas internacionales y mucho más. Una ciudad completa, que satisface las necesidades de los diferentes viajeros, desde los más deportistas que pueden visitarla durante el famoso Torneo Six Nations de Rugby, a los amantes de la historia, que podrán visitar el castillo, sus iglesias y perderse en las calles del centro; por no hablar de los amantes de la cerveza, que pueden visitar la fábrica y el museo de la famosa cerveza Guinness.

Cómo moverse

El Aeropuerto de Dublín está situado a 12 km de la ciudad. Hay varios autobuses que se conectan a la ciudad y el aeropuerto. Las siguientes son las empresas principales: Aircoach, autobuses de Dublín y Urbus.
En Taxi, el costo del viaje es de unos 16 euros. Se cobrará una tarifa adicional dependiendo del número de pasajeros, equipaje y transporte de animales durante los fines de semana.
Si viajas en coche, deberás meterte en la M1/N1 y seguir las indicaciones hacia Dublín.
Dublín está bien comunicado con los autobuses, que conectan los barrios del centro y la periferia de la ciudad. La ciudad se divide en zonas: si visitas la ciudad por placer, debes comprar un billete que cubre las zonas 1,2 y 3, que cuesta 1,20euros. También hay tranvías (empresa LUAS) urbanas y suburbanas.

Qué ver y qué hacer

Uno de los símbolos de la ciudad es el Trinity College: fundado en 1592 por Isabel I, abarca una superficie de 16 hectáreas y se encuentra en el centro de Dublín en el lado sur del río Liffey y se compone de edificios del siglo XVIII y XX, plazas y jardines pavimentados, abierto a todos desde las 8:00 hasta las 22:00.

Otro monumento importante de la ciudad es el castillo de Dublín, en la orilla sur del río Liffey. Desde 1171 hasta 1541 fue la morada del señorío de Irlanda de los Normandos, desde 1541 hasta 1800 del Reino de Irlanda y desde 1801 hasta 1922 del Parlamento irlandés perteneciente al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda. Es posible visitar el interior del castillo (con una visita guiada) todos los días de la semana de 10:00 a 16:45 (Domingo 12:00 a 16:45) al precio de 5 euros. El primer miércoles de cada mes es gratuito.

En el interior del castillo se halla la Chester Beatty Library, una biblioteca-museo que contiene obras de incalculable valor, pertenecientes a Sir Alfred Chester Beatty, un magnate minero que dejó su biblioteca en regalo al pueblo irlandés, en el año de su muerte en 1969.

El barrio de Temple Bar es el centro cultural y social de la ciudad, debido a la gran cantidad de pubs, restaurantes, tiendas inusuales y discotecas. En los años '70 del 1900 el CIE' (autoridad de transporte nacional) adquirió unos terrenos para convertirlos en una estación de autobuses, y, antes de que empezaran las obras, alquiló algunos de los antiguos almacenes y edificios a jóvenes artistas y comerciantes independientes. Nacieron así varias tiendas de discos, ropa y libros, nuevos y de segunda mano, que tuvieron tanto éxito que el CIE' abandonó sus planes iniciales.
Si eres un apasionado de los mercados al aire libre, el sábado se puede visitar el Temple Bar Food Market (comida, frutas y verduras) y el Designer Mart en Cow's Lane (artesanía y el arte local), así como el Temple Bar Book Market, también abierto los domingos. En esta zona también se encuentra la tienda más antigua de la ciudad, la Read's Cutlers, que tiene más de 240 años y la calle más antigua de la ciudad, Fishamble Street.

La Catedral de Christ Church, en la plaza Christ Church Place, fue fundada en 1038 por el rey danés de Dublín. En 1038 el rey danés de Dublín puso la primera piedra de la que durante siglos se convertiría en una de las catedrales de la ciudad. La estructura actual es del siglo XIX, cuando se reconstruyó la iglesia de acuerdo a la época de la arquitectura. Su gran cripta (1170) es la única evidencia de la época medieval de la estructura.

La Catedral de San Patricio se encuentra en el barrio de Temple Bar y es la iglesia más grande de Irlanda, así como una de las más bellas de su capital. Sus orígenes se remontan probablemente al siglo V, aunque el aspecto actual es más bien un estilo puramente Inglés. Se dice que fue precisamente aquí donde el santo bautizó los paganos irlandeses con las aguas de un pozo existente, que se utilizó para poner los primeros cimientos de esta iglesia cristiana.

Los amantes de la cerveza no se pueden perder Guinness Storehouse, la fábrica-museo de esta famosa cerveza, que abrió sus puertas en 2000. Es una estructura de siete pisos, que se construyen alrededor de un atrio central, de cristal, en forma de pinta de Guinness. La cervecería fue fundada por Arthur Guinness en 1759 y ahora es una de las cervecerías más famosas del mundo.
Otros edificios notables a nivel arquitectónico e histórico son el Four Court, sede de la Corte de Irlanda desde 1796 y el General Posto Office (Oficina General de Correos) en O'Connell Street, construido en 1818.

Otros lugares de interés y entretenimiento son la Merrion Square, un área verde rodeada de edificios de estilo georgiano, una vez frecuentado por escritores como Oscar Wilde, Yeats y muchos otros. Imposible no hablar de la mayor zona verde de la ciudad (el doble del Central Park), el Phoenix Park, que alberga un zoo, un castillo, canchas deportivas, lagos y jardines.

Si estás interesado en conocer la historia de la cultura irlandesa de una manera un poco "inusual", no te pierdas el Dublin Literary Pub Crawl, en el pub The Duke Pub (9 Duke Street), donde se ofrece un curso intensivo sobre literatura, historia, arquitectura irlandesa, yendo de bar en bar.

Eventos y fiestas típicas

El evento anual, más característico y importante de Dublín es la fiesta de San Patricio, que dura del 15 al 19 de marzo, fiesta llena de color, alegría y cerveza. El 17 de marzo miles de personas, irlandeses, dublineses y turistas salen a las calles de la ciudad en uno de los desfiles más famosos del mundo. También se celebran las fiestas cristianas típicas.

Éstos los más importantes eventos culturales de la ciudad: en febrero el Jameson Dublin International Film Festival, que muestra lo mejor del cine nacional e internacional e il Six Nation Rugby, la más importante competencia de rugby a nivel mundial.
En junio se celebra el Dublin Writers Festival, una reunión a escala internacional de escritores y poetas, que aumenta su prestigio año tras año; en septiembre tiene lugar el Dublin Fringe Festival, el festival más importante de la ciudad, con música, bailes y desfiles, además del Festival de Teatro de Dublín, que dura desde finales de septiembre hasta mediados de octubre.

De compras

A Dublin hay dos calles principales donde ir de compras: Grafton Street/ Stephen's Green en la orilla sur y Henry Street en la orilla norte del río.
Grafton Street se encuentra entre el Trinity College y St Stephen's Green y es el hogar de varias tiendas de moda, tales como Brown Thomas, Weirs, la más famosa joyería de la ciudad y el más famoso de los Bewley's Cafés. El cercano centro comercial Powerscourt Towncentre es uno de los mejores de la ciudad. A pocos pasos se encuentra también el Georges Street Arcade, un mercado cubierto bastante interesante. En Henry Street, se encuentran los grandes almacenes Arnotts y varias tiendas de ropa y zapatos. El famoso mercado al aire libre en la Moore Street siempre tiene buenas ofertas.

Qué se cuece en Dublín

Los ingredientes de la cocina irlandesa son los productos de sus cosechas y ganados. La introducción de la patata en la segunda mitad del siglo XVI ha influido mucho en la cocina irlandesa. Algunos de los platos más típicos de Irlanda son el Irish stew (estofado irlandés), el bacon and cabbage (tocino y repollo), boxty, coddle y Colcannon.
Irish stew: a base de cordero o de carnero, (utilizado porque más graso y con un sabor más fuerte), patatas, zanahorias, cebollas y perejil. Cabbage and Bacon: tocino cocido con repollo y patatas. A veces se agregan otros vegetales como los nabos, las cebollas y las zanahorias. A veces se usa tocino ahumado.
Boxty: tradicional panqueque de patata
Coddle: (también llamado Dublin coddle): consiste en capas de salchichas de cerdo, cortada en rebanadas grandes y panceta cortada en rodajas finas, con patatas en rodajas y cebolla. Según la tradición, también puede incluir la cebada.
Colcannon: el Colcannon es un plato tradicional hecho de puré de patatas y col (o repollo), con cebolla, mantequilla, sal y pimienta. Puede contener otros ingredientes, como leche, crema, puerros, cebollas y cebolletas.

El clima

El clima de Irlanda es templado, debido a la influencia de la Corriente del Golfo. Los vientos predominantes del sudoeste a nordeste son los principales autores de las características montañas occidentales y de las infranqueables costas. La lluvia es muy difusa. Enero y febrero son los meses más fríos del año con temperaturas que oscilan entre 2°C y 7°C. Julio y agosto son los más cálidos, con temperaturas promedio de 14ºC a 16°C, aunque a veces también llegan a 25°C. Los meses más soleados son mayo y junio, con un promedio de 5-7 horas de sol al día.

Datos prácticos

En Irlanda, como en el Reino Unido, se conduce por la izquierda. ¡Ten mucho cuidado al cruzar!
Recuerda que en Irlanda hay una hora menos de España.
Los enchufes son diferentes de los españoles ya que tienen tres polos, como en Gran Bretaña. La solución ideal es llevar un adaptador.
Por último: a diferencia de Gran Bretaña, la moneda oficial de Irlanda es el Euro.

Entonces...

Descubre una ciudad llena de sorpresas: no será fácil aburrirse, visitando los monumentos, paseando por las calles coloridas y típicas o por el río y tomando una pinta de Guinness en uno de sus muchos bares.

Últimas Valoraciones

  • Dublin 4 dias. Compré el viaje a Dublin de un viernes a un lunes, estuvimos en el Smithfield Maldron Hotel, muy bién, una hab estupenda y limpia, el hotel no parece un 3*** Dublin en si no tiene nada espectacular pero disfrutamos del ambientillo en los pubs, la música en directo y la Guinness sobre todo. Visitamos el castillo de Malahide, haciendo parada en Howth, nada del otro mundo. El castillo más feo de escocia lo supera por un millon. Volamos con vuelgin y volvimos con Aer Lingus, las dos igual, sin más. Recomiendo muchas otras cuidades antes que Dublin, pero no me arrepiento. A disfrutar!!. La Habitación.

  • Apañao. No es un lujo, ni es precioso, pero está apañao: limpio, personal muy amable y lo mejor muy bien situado. Tiene un super de los q abre hasta mas tarde enfrente ymontones d tiendas y de sitioss para comer (incluyendo burger king etc). En un 10 min estas en el centro. Tambien esta al lado de la estacion de tren y de los buses del aeropuerto. Las excursiones guiadas de las diferentes compañías tambien salen de puntos muy cercanos al hotel. Por seriedad y porque son majos os recomiendo las de paddywagon, hice un par con dos compañías diferentes y las dos me fallaron. 10 en ubicacion.

  • Recomendado. La relación calidad-precio es muy buena. La habitación dispone de todo lo básico y está muy limpia. El baño es de un tamaño medio y pueden estar usándolo dos personas simultáneamente. Reponen las toallas cuando se solicita (dejándolas en la ducha). También hay una máquina que calienta agua para poder hacer café o té, lo cual también te ofrecen en la habitación, todo ello gratuito. En caso de no tener adaptador de corriente, en recepción te dejan uno. Lo único que cuesta dinero es el Wifi, pero por las calles a menudo puedes acceder a alguna red (por ejemplo en el DBS o en algunos McDonalds). En cualquier caso, hay cibercafés en la calle bastante asequibles. El hotel está a 15-20 minutos a pie del centro, y en la puerta del mismo paran bastantes autobuses. El barrio en el que está, al sur del centro de Dublín, es bastante tranquilo y hay de todo: supermercados (Lidl, Aldi, muy baratos), restaurantes de comida rápida, bares, centros comerciales, etc. Recomendado. Un hotel muy decente para el precio que se paga.

  • Dublín cubierto de nieve. A pesar de las malas previsiones tanto climáticas como aéreas, ha sido un viaje estupendo. Dublín estaba blanco. El hotel está situado a menos de cinco minutos de la zona comercial de O'Connell St y a unos diez minutos del Trinity College y Temple Bar. Hemos podido decidir si ir a pie o tomar el autobús un par de paradas. Bien situado. En cuanto a las condiciones del hotel, ha sido una valoración positiva. El trato muy educado, las instalación con sabor en una casa georgiana decorada con mobiliario antiguo. Encantador! El único pero fue el agua del baño, no sé porqué algún día salió poco caliente. Es un hotel para recomendar a mis amistades. Me llevé un montón de tarjetas para repartir. Ideal!. El sabor irlandés.

  • Buena conexión aeropuerto-Dublín y viceversa. Habitaciones chulas.

  • Atención excelente, ubicado a 15 minutos andando del centro de la ciudad y con espacio reservado para guardar nuestras pertenencias.

  • Fantástico. El hotel está muy centrico y a la vez es tranquilo,está a cinco minutos de la calle O´Conell que es una de las vías principales de Dublin y por la que pasan todos los autobuses incluidos los del aeropuerto. La cama es muy grande y confortable y tienes servicio de té o café que reponen todos los días. También hay secador y no hace falta que lleveis champú ni gel porque teneis en las habitaciones y además botes de los grandes. La corriente en el hotel es de 220 pero nuestros enchufes no valen porque ellos usan los de tres clavijas, pero no os preocupeis que los recepcionistas os dejan un adaptador sin ningún problema. Si tuviese qu volver que volverá no lo dudaría, volvería al mismo hotel. La gestión con atrápalo genial, sin ningún problema!!.

  • Hotel y bien situado. Es para viajeros poco exigentes con el hotel pero que quieren estar en el centro a un precio más que razonable sin dormir en un hostel. La habitación era abuhardilla así que tenía algo de encanto (si nos olvidamos que necesita una reforma en la decoración). El cuarto de baño era bastante pequeño. Sin embargo, la ubicación es excepcional. Puedes ir andando a todas partes pero tampoco estás en pleno jaleo. Además está excelentemente comunicado con el aeropuerto y puedes ir a la estacíón de trenes y autobuses andando. Se puede comer a cualquier hora porque hay cerca todo tipo de tiendas y restaurantes. Así que, en general, lo recomendaría. La ubicación.

  • Ubicación fenomenal, tranquilidad una vez dentro del hotel, limpieza, tamaño de habitación excelente.

  • Harcourt Hotel

    8.0 Muy bueno (12 opiniones)

    Una estancia muy agradable. Harcourt es un hotel perfecto para una estancia agradable y satisfactoria, ubicado al sur del río Liffey de Dublín a apenas cinco minutos a pie de la zona comercial (Grafton St.), epicentro de los pubs irlandeses (Temple Bar) y centro de la ciudad. Está situado al lado de un parque precioso, St. Stephen Park, uno de tantos pulmones de la ciudad, un lugar idóneo para pasear en compañía. Las habitaciones, de estilo georgiano como todo el hotel, son cómodas y están acompañadas, al menos en nuestro caso, de unas tacitas, té, café y leche gratis para un buen despertar. El baño, con ducha -cuidado porque el agua sale ardiendo!- está perfectamente limpio, sin uso de moqueta en el suelo como acostumbran en Londres; un armario modesto en la habitación, escritorio y una mesa con dos sillas a pie de ventana. En recepción son bastante amables y simpáticos, e incluso una de las chicas de la tarde chapurreaba algo de español,aunque en inglés se la entendía mejor! Totalmente recomendable en pareja. El trato agradeble del personal del hotel.

Foto destino

DUBLÍN

288 HOTELES EN DUBLÍN

Recomendaciones para ti en Dublín

  • Ordenar por:
  • Selección Atrápalo
  • Mejor precio
  • Mejor valorados

La magnífica fachada del hotel data de 1863, época en la que era una iglesia Gospel. Consta de un total de 114 habitaciones con cuarto de baño privado, las cuales fueron remodeladas recientemente en 2008.

Hotel Maldron Parnell Square

Granby Row, Parnell Square., Dublín

El Maldron Hotel Parnell Square es un moderno hotel urbano situado en la ciudad de Dublín.Cuenta con dormitorios modernos con cuarto de baño privado, así como set de plancha y aire acondicionado regulable.

Hotel Belvedere

Great Denmark Street, Dublín

El hotel es un precioso edificio georgiano con características de la época. Ofrece la maravillosa combinación de un edificio histórico con servicios modernos.

Hotel Aberdeen Lodge

PARK AVENUE, BALLSBRIDGE 53-55, Dublín

Este hotel, construido en 1890 y restaurado en el 2004, tiene 3 plantas en las que se reparten un total de 25 habitaciones.

Este hotel de estilo tradicional, renovado en 2002, consta de 104 dormitorios y ofrece amplias y modernas instalaciones de ocio y conferencias. En todo el hotel hay conexión gratuita a Internet WiFi.

Phoenix Park Hotel

38-39 Parkgate Street, Dublín

Ubicación del establecimiento Si te alojas en Phoenix Park Hotel, en Dublín (Islandbridge), estarás a pocos minutos de Collins Barracks y Guinness Storehouse Este hotel se encuentra cerca de War Memorial Gardens y de Catedral de la...

Si desea un alojamiento barato en el centro de Dublín, el The Times Hostel es lo que busca.

Castle Hotel

Gardiner Row/Great Denmark Street, Dublín

Este hotel elegante de estilo georgiano está situado en el centro de Dublín, a solo 2 minutos a pie de la calle O'Connell y muy cerca del Temple...

El Hotel Tara Towers está cerca de la Bahía de Dublín y a unos 6 km del centro de la ciudad.Está situado por la Bahia de Dublín, en la calle Merrion a solo unos minutes de la Clínica Blackrock y el Hospital de St.

El Arlington es uno de los mejores hoteles de Temple Bar, en Dublín.

Ver los 288 hoteles en Dublín »