Una escapada para todos (los gustos)

Alberto Peñalba 3 minutos
Viajes en familia o en busca de la desconexión, seas aventurero o 'foodie', la Costa Brava tiene un plan para ti. Y te aseguro que es uno de los que no se olvidan fácilmente.

Una escapada que se planea con mucha antelación no es escapada ni es nada. Precisamente por eso, aunque estemos a mediados del verano, hemos preparado un listado de planes por la Costa Brava para todos los gustos. Haz la maleta y ponte en dirección a la provincia de Girona, el verano de 2018 tiene aún mucho reservado para ti en estos 220 kilómetros de costa.

 

Para familias (adolescentes incluidos)

Grandes, pequeñas, con niños llenos de energía que no paran en todo el día o adolescentes mohínos que añoran el asfalto (¡angelitos!)…, la playa es el lugar perfecto para una escapada en familia y estas comarcas gerundenses cuentan con algunas realmente espectaculares.

Un buen ejemplo es Santa Cristina, en Lloret de Mar, cuya arena fina, entorno natural y extensión la convierten en ideal para refrescar una calurosa mañana de verano. También para alejarte de la masificación y relajarte junto a los tuyos. Otra alternativa es Playa Sa Conca en Platja d’Aro, de aguas cristalinas y arena dorada. Cuenta con un parking cercano y todos los servicios para que no os falte de nada.

Para aventureros

Si tu tienda favorita de ropa se llama Decathlon y siempre estás abierto a vivir nuevas experiencias en contacto con la naturaleza, la Costa Brava tiene un montón de planes para ti. Hazte con un kayak y accede a calas vírgenes y recónditas o quédate a oscuras en las numerosas cuevas que salpican todo el litoral.

¿Que prefieres la vida bajo el mar? Carga unas cuantas bombonas de oxígeno, porque tendrás para elegir: Furió Fitó, Islas Formigues, Ullastres… Bucearás en coraliceos rodeado de una riquísima flora y fauna y podrás explorar barcos hundidos como los de Marmoler y Boreas.

Para los que buscan relax

Siempre he pensado que los nacidos en zonas de costa se guardan para sí mismos las mejores calas, evitando así que se masifiquen. Sería una especie de conocimiento transmitido de padres a hijos para evitar que llegase a oídos forasteros. En el caso de la costa de Girona hay dos opciones: que los naturales de allí sean muy malos guardando secretos o que estén escondiendonos algo de una belleza que haría necesario redefinir el Síndrome de Stendhal.

 

Así, entre sus calas de paisajes agrestes y aguas turquesas (las que han llegado a nosotros, claro) encontramos joyas como Cala Aigua Xelida, en Tamariu; Sa Tuna, en Begur y Cala Pola, en Tossa de Mar. El acceso a algunas de ellas es complicado, pero te prometo que merecerá la pena cada pérdida de conexión en Google Maps y cada paseo desde el coche para alcanzarlas.

Para los culturetas

Si tu idea de verano perfecta no incluye bañador ni bikini, puede que hasta ahora hayas leído este artículo dando por hecho que no habría nada para ti. “Vaya, esta vez los Houdinis no han encontrado nada que me guste”, estabas pensando con cierta decepción. Te equivocabas.

Que la Costa Brava es un lugar increíble para vivir es algo que el hombre ha sabido siempre. Lo demuestra el hecho de que desde el Paleolítico ninguna civilización cercana haya pasado por alto esta zona. Gracias a ello, hoy podemos encontrar yacimientos neolíticos, restos íberos, ruinas grecorromanas y monumentos medievales perfectamente conservados. El arte románico, un importante legado judío y grandes obras del modernismo completan un patrimonio inabarcable para una sola visita.

Los amantes de la pintura también tendrán la oportunidad de conocer la obra de Salvador Dalí de primera mano. Lo podrán hacer a través del conocido como Triángulo Daliniano, compuesto por el Teatro-Museo de Dalí, en Figueres; la Casa-Museo Salvador Dalí, en Portlligat (Cadaqués), y la Casa-Museo Castillo Gala Dalí de Púbol, en el municipio de La Pera.

Para amantes de la gastronomía

¿Antes de salir de viaje ya tienes reserva en varios restaurantes? Entonces esto te interesa. La Costa Brava es un destino privilegiado de turismo gastronómico y enoturismo. Su combinación de mar y montaña, la creatividad de los chefs y las técnicas culinarias de la región han hecho que estas comarcas cuente con un total de diecinueve estrellas Michelín repartidas por quince establecimientos, más que países como Irlanda, Suecia o Austria. Ahí es nada.

© Costa Brava

Los aficionados al vino tenéis, además, toda una denominación de origen por descubrir. La Ruta del Vino DO Empordá te permitirá adentrarte en una tradición que se remonta a la época romana. Conoce estas tierras y entenderás por qué de ellas proceden los blancos, rosados y tintos que maridarán tu escapada por esta región y querrás llevarte de vuelta a casa.

Tu escapada comienza aquí

¿Te has visto reconocido en alguno de estos perfiles? ¿en más de uno? Sea como sea, lo importante es que no pierdas el tiempo y comiences a planificar tu próximo viaje a la Costa Brava. Hay tanto por explorar, disfrutar, comer y beber que tendrás escapadas para el verano de 2018, 2019, 2020…