Vuelos de última hora desde Mendoza

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce La Habana

Imagen HEADER de fondo pequeña

La Habana posee un magnetismo especial que le confiere una personalidad propia. Quizás debido a la renombrada simpatía y la naturaleza amable de su gente, quizás por ese aire elegante y decaído típico de sus edificios, o quizás por el color desgastado pero vivo que predomina en la ciudad. Llamada originalmente San Cristóbal de La Habana, la capital cubana fue la sexta villa fundada por la Corona Española en la isla de Cuba, en 1519. El centro histórico de La Habana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, alberga grandes edificios, como el Capitolio, que se impone con su enorme cúpula y sus 17 columnas, como uno de los puntos más altos de la ciudad. Detrás del Capitolio se encuentra la Fábrica de Tabacos Partagás y el Memorial José Martí. La Plaza de la Revolución, la Plaza de Armas o el Monumento a John Lennon son otros de los atractivos que se encuentran en el centro de la ciudad. Pero el encanto de La Habana va más allá de su centro histórico. En la Bahía se puede encontrar el impactante Castillo del Morro y la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña. Y el Vedad es otro de los barrios más populares de la ciudad, donde se concentra la mayor actividad de la ciudad, tanto de día como de noche. A todo ello, hay que sumarle un clima cálido durante buena parte del año y preciosas playas, bañadas por aguas cristalinas. Sol, historia, playas y un ambiente encantador hacen de la Habana un lugar singular. 





La principal manera de llegar a La Habana es en avión. La mayoría de vuelos llegan al Aeropuerto de José Martí, en la Habana, situado a 18 kilómetros de la capital cubana, pero también existe un pequeño aeropuerto en la ciudad de Santiago de Cuba. Otro de los aeropuerto que puedes tener en cuenta es el Aeropuerto Juan Gualberto Gómez, conocido como el Aeropuerto de Varadero, que es el segundo aeropuerto más importante de Cuba en movimiento de pasajeros.
También podrás llegar a La Habana por mar, concretamente a través de la Terminal de Cruceros Sierra Maestra, que está situada en pleno corazón de la ciudad.
La Habana es un territorio extenso por lo que además de utilizar las piernas para poder visitar sus rincones, necesitarás usar algún medio de transporte. Lo primero que debes saber es que el transporte no es ninguna maravilla. Está bastante masificado y sufre muchos, muchos retrasos. Encontrarás dos tipos de autobuses, las guaguas los camellos, pero la mayoría de visitantes evitan utilizarlos, por lo que la mejor forma de moverse por la ciudad será el taxi.




Publicidad