Viaja

Madeira: Bienvenidos al paraíso

Si tienes la suerte de viajar a Madeira, entenderás por qué es de esos lugares increíbles que te dejan huella para siempre.

Madeira@Andre Carvalho

Lo mejor de este archipiélago atlántico es que puedes disfrutar de su clima cualquier día del año. Una de las mayores atracciones de Madeira es su exuberante vegetación autóctona, característica de Macaronesia. Se trata de una combinación de rasgos tropicales y mediterráneos que ofrecen un repertorio de colores y olores incomparable.

@Andre Carvalho

El bosque indígena de Madeira, la laurisilva, fue reconocido por la UNESCO en 1999 como Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad y es uno de los puntos fuertes de cualquier viaje al archipiélago. Si has llegado hasta aquí es para disfrutar del paisaje y absorber como si hicieras la fotosíntesis todo el color y el movimiento deslumbrante de la flora y fauna autóctona. No te pierdas el avistamiento de aves porque es de lo más espectacular que habrás visto en mucho tiempo. Se dice que Cristobal Colón, durante su matrimonio con Filipa Moniz, practicó con estos avistamientos. Ese entrenamiento mal no le fue, ya que años después descubrió América. 

 

@Andre Carvalho

Deporte, que no falte

Precisamente gracias a un espacio natural tan rico y variado, Madeira ofrece desde las actividades más tranquilas hasta las más radicales para los adictos a la adrenalina. Madeira es un verdadero santuario del barranquismo (o canyoning, como dicen aquí), con innumerables recorridos entre verdes e imponentes paisajes. Una experiencia incomparable que puedes practicar en cualquier estación del año. En verano, las riberas de la vertiente norte son las más emocionantes, gracias a su elevado caudal, pero si vienes en invierno es más seguro optar por las del sur, con desniveles más suaves y corrientes más tranquilas.

@Andre Carvalho

Si te gusta el BTT, en Madeira encontrarás un sinfín de carreteras y senderos listos para explorar y generar momentos de reflexión y comunión con la naturaleza mientras conoces la isla de una forma fascinante. 

@Tiago Sousa

¿Imaginas subir un acantilado escarpado mientras oyes el mar  inquieto a tus pies? Si lo tuyo es abrir todos los sentidos y encontrarte a ti mismo para una comunión total con la naturaleza, prueba con la escalada. Madeira es el lugar ideal para el ascenso, tanto si eres principiante como si eres experto.

¿Te ha quedado energía para más? En Madeira, el trail running no se practica, se siente. Aquí entendí que el respeto por la naturaleza es más importante que el cronómetro, y que además de superar tus propios límites el premio es fundirte con la naturaleza en este universo montañoso plagado de pendientes y arroyos.

Y si quieres llegar a los lugares más inaccesibles de la isla pero pasas de pedalear, correr o escalar, el todoterreno es tu alternativa sobre ruedas. En cada recta o curva, las montañas y el bosque se abren a tu paso dejando paisajes únicos grabados en tu retina.

@Andre Carvalho

Explosión de Naturaleza

El Parque Natural de Madeira se creó en 1982 y no en vano lleva el título de reserva biogenética. Aquí encontrarás una flora y fauna únicas, que ocupan dos tercios del territorio de la isla. Además del Parque Natural de Madeira, vale la pena descubrir las reservas naturales de las islas Desiertas y de las islas Salvajes, así como sumergirse en las Reservas Marinas de Garajau, Sítio da Rocha do Navio y en la red de áreas marinas protegidas de la Ihla do Porto Santo.

Ilha do Porto Santo @Andre Carvalho

Volví de Madeira sintiéndome portugués, y por supuesto, queriendo repetir, así que si necesitas un cicerón para tu visita al paraíso, no busques a nadie más, avísame a mí, que ya soy como un Madeirense más.

mm
Cantante asmático y carismático, abogado del diablo más por oficio que por convicción. Viajero, vividor y trotamundos, voy de gira porque me toca. No soporto a la gente gris ni a los cobardes. La vida es música, música, música.