Circuitos y ofertas destacadas en Malasia

Malasia

Un destino imperdible.

Quienes conocen el país afirman que "Malasia lo tiene todo". Los contrastes, la variedad multicultural, los agradables olores y la belleza de los paisajes hacen de Malasia uno de los países más completos y maravillosos de toda Asia. Hindúes, malayos y chinos conviven en un territorio que también arrastra la herencia de su colonización portuguesa, holandesa y británica.

Malasia está dividida en dos partes, separadas entre ellas por el mar de China: por un lado está la Malasia Peninsular, limítrofe con Tailandia, donde se encuentra la caótica y gran capital Kuala Lumpur, Malacca o Langkawi, ciudades con gran valor multicultural, mezcla de tradición y modernidad. Limita al sur con la isla de Singapur, más conocida como el Tigre Asiático, una república independiente con casi 5 millones de habitantes llena de vida y de lugares de interés.

Por otro lado está la Malasia Oriental. Es en esta zona montañosa, denominada Isla de Borneo, donde encontramos selvas tropicales, parques nacionales y todo tipo de flora y fauna de clima ecuatorial. En Borneo encontramos, por ejemplo, la rafflesia - la flor más grande del mundo- u orangutanes en plena libertad.

La gastronomía es otro aspecto que conquista el corazón de quien descubre Malasia. En especial, el teh Tarik, un té con leche condensada, delicioso y muy barato.

El idioma oficial es el malayo bahasa, aunque no te apures, porque la gran diversidad humana ha hecho que en Malasia también se hable el inglés, el chino, el iban y el tamil. La moneda oficial es el Ringgit o Dólar de Malasia.

Aun así, el gran tesoro del territorio es la hospitalidad y calidez de su gente. La población malaya es casi tan variada como sus paisajes, lo que permite hacer de Malasia un país interesante, tolerante y lleno de vida.

Publicidad
Publicidad