Circuitos y ofertas destacadas en Mauricio

Mauricio

Un jardín de especias

La República de Mauricio se encuentra a 900 km de la costa oriental de Madagascar, en el suroeste del océano Índico. Además de la isla de Mauricio, la república incluye las islas de San Brandón o Cargados Carajos, Rodrigues y las islas Agalega. 
Su cálido clima tropical y la barrera coralina que la rodea, hacen de esta isla un lugar ideal y difícil de olvidar, un jardín lleno de contrastes cubierto en gran parte por el verde de sus plantaciones de azúcar. Dando un paseo por el centro, en medio de los caminos que atraviesan las plantaciones de té, uno se cree que está perdido en algún lugar de la India. Al acercarse a las ciudades de Curepipe y Vacoas, alguien podría pensar que se encuentra ante prados impecables de la periferia de cualquier ciudad inglesa. Un poco más allá, hacia el litoral oeste, se despliegan paisajes africanos. Por otra parte, las lagunas y las playas de Mauricio se encuentran entre las más bellas del mundo, y la isla ha desarrollado un magnífico jardín de coral de unos 300 km cuadrados ideal para el buceo.

El Parque Nacional de las Gargantas, en la rivera negra, ofrece a los excursionistas 50 kilómetros de senderos balizados. Sus 150 variedades de plantas harán las delicias de los amantes de la naturaleza.
Le Domaine des Pailles agrupa un casino, un jardín de especias, una reserva natural, una destilería y un molino de azúcar donde se fabrica este ingrediente de una manera artesanal.
Para los amantes de las cascadas, recomendamos visitar la de Chamarel, así como las de Rochester y la de riviera Savanne. Interesante es también su volcán dormido. Los habitantes de Isla Mauricio le denominan el ombligo del mundo. Para descubrir su fantástico lago es necesario escalar sus paredes verdosas.
En lo que respecta a las playas, las de Isla Mauricio son inolvidables. Destacamos: Trou aux Biches, Pointe Eglise, Pointe aux Sables, Pointe des Pêcheurs, Flic en Flac, Poste Lafayette.

En la isla se practican todo tipo de deportes náuticos, incluida la pesca. Se puede hacer surfing en la bahía de Tamarin o Morne, así como alquilar un yate, practicar el golf, montar a caballo...

Si lo tuyo son las compras, en Mauricio destacan los saris y los encajes chinos, las joyas indias, las conchas y las maquetas de barcos, las especias (como la pimienta o el té). En Curepipe se pueden comprar, además, diamantes de calidad libres de impuestos.

Publicidad
Publicidad