Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

octubre 2019

15 mar
16 mié
17 jue
18 vie
19 sáb
20 dom
21 lun
22 mar
23 mié
24 jue
25 vie
26 sáb
27 dom
28 lun
29 mar
30 mié
31 jue

noviembre 2019

1 vie
2 sáb
3 dom
4 lun
5 mar
6 mié
7 jue
8 vie
9 sáb
10 dom
11 lun
12 mar
13 mié
14 jue
15 vie
16 sáb
17 dom
18 lun
19 mar
20 mié
21 jue
22 vie
23 sáb
24 dom
25 lun
26 mar
27 mié
28 jue
29 vie
30 sáb

diciembre 2019

1 dom
2 lun
3 mar
4 mié
5 jue
6 vie
7 sáb
8 dom
9 lun
10 mar
11 mié
12 jue
13 vie
14 sáb
15 dom
16 lun
17 mar
18 mié
19 jue
20 vie
21 sáb
22 dom
23 lun
24 mar
25 mié
26 jue
27 vie
28 sáb
29 dom
30 lun
31 mar

enero 2020

1 mié
2 jue
3 vie
4 sáb
5 dom
6 lun
7 mar
8 mié
9 jue
10 vie
11 sáb
12 dom
13 lun
14 mar

No disponemos de precios orientativos para este destino y número de noches. Puedes hacer una búsqueda para conocer el precio exacto de tu viaje.

Vuelos de última hora desde Girona

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Carcassonne

Carcassonne
Carcassonne es una preciosa localidad medieval situada en el sur de Francia, a medio camino entre Perpiñán y Toulouse. ¡Es la ciudad fortificada más grande que se conserva en Europa! Ah, y como probablemente sabrás, también tiene su propio juego de mesa. Tiene tantísimo encanto que no es de extrañar que fuera declarada en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La ciudad está dividida en dos zonas: La Cité o ciudadela (zona medieval) y La Bastide Saint-Louis (zona moderna). Están separadas por el río Aude y unidas por el Puente Viejo un impresionante puente de piedra de 12 arcos del siglo XIV.
Esta zona de La Cité es mágica, más propia de un cuento de hadas, y está repleta de monumentos para visitar y de rincones por descubrir. Su arquitectura, sus callejuelas empedradas repletas de tiendecitas y restaurantes, sus gentes, su historia, su gastronomía, sus vinos... ¡Sin duda te seducirá!

Cómo llegar a Carcassonne

Por carretera: la ciudad se encuentra a tan solo 3 horas de Barcelona y a 1 hora de Toulouse. La autopista "des Deux Mers" enlaza por el oeste con la orilla del mar Atlántico y por el este con el mar Mediterráneo.
En tren: la estación S.N.C.F. une Barcelona con Carcassonne en 2h 18 minutos.
En avión: el aeropuerto de Toulouse está a 1 hora de la ciudad, y recibe vuelos procedentes de varias ciudades españolas (Madrid, Sevilla, Zaragoza y Barcelona) con diferentes compañías. El aeropuerto de Carcassonne Salvaza está situado al oeste de la ciudad recibe vuelos de diversas ciudades de Inglaterra, Irlanda, Escocia (Glasgow), Bélgica (Charleroi), Dinamarca (Billund) y Portugal (Oporto) con la compañía Ryanair.

Cómo moverte por Carcassone

En coche: evita la circulación por el centro en horas puntas, sobretodo en verano. Encontrarás tres aparcamientos subterráneos en el centro con capacidad para más de 900 vehículos.
En transporte público: el aeropuerto de Carcassonne está conectado con la ciudad a través de 11 líneas de autobús. Durante el verano, la bastida de Saint-Louis se sirve de pequeños transportes eléctricos gratuitos conocidos como "les Toucs".

La Ciudadela: cuenta con 52 torres y 3 km de murallas, ¡casi nada!

El castillo: monumento del siglo XII construido por la familia de los vizcondes Trencavel desde donde tendrás unas bonitas vistas a la ciudad.

La basílica de Saint Nazaire
: es la joya de la ciudad. De estilo gótico y con unas impresionantes vidrieras con representaciones bíblicas.

La bastida Saint-Louis
: está delimitada por los bulevares que se trazaron en los siglos XVIII y XIX sobre los antiguos fosos de la ciudad, que en otro tiempo estaba fortificada.

El Pont Vieux
: puente de piedra que sustituyó a su homólogo feudal construido aguas arriba en otro tiempo data de comienzos del siglo XIV.

El Canal du Midi y su entorno:
Obra excepcional de Pierre-Paul Riquet inscrita en el patrimonio mundial de la UNESCO desde 1996.

Tiendecitas:
encontrarás muchísimas tiendecitas con productos para los más sibaritas. Foie, vinos y productos gourmet varios.










Festival de Carcassonne (junio-agosto): es uno de los mayores festivales de Francia. Cuenta con unos 120 espectáculos de todo tipo (danza, teatro, ópera, circo, música clásica y moderna, música francesa e internacional) y cerca de 80 de ellos son gratuitos.

La Ciudadela de Carcassonne en llamas (14 de julio): más de 700.000 personas se juntan en las orillas del Aude para ver el increíble espectáculo de fuegos artificiales.

Feria de Carcassonne (agosto-septiembre): reúne a grupos de salsa, de flamenco, de músicas occitanas, tango, musette, bandas y fanfarrias callejeras, sevillanas y cantaores. En la plaza André Chénier se realizan conciertos y actividades gratuitas. Durante toda la noche, las bodegas de la ciudad ofrecen degustaciones de tapas.

La magia de la Navidad (diciembre): empieza con la fiesta tradicional de San Nicolás en la Ciudad Medieval. Podrás ver iluminaciones, espectáculos, mercadillo navideño...





Los productos más importantes de su gastronomía son las aves de corral y las verduras.

Su plato estrella es el "cassoulet": guiso hecho en cazuela de barro con alubias blancas y distintas partes de carne animal, normalmente perdiz.

Caracoles a la Languedocienne: acompañados de cebolla, jamón, tomates y persillade.

Otros platos típicos de la zona son el jambonneau, la sopa bullabesa, las mollejas de ave de corral confitadas, el confit de pato o de oca.

Entre los dulces destacan los petits carcassonnais, pavés, grès o briques:  están hechos a base de azúcar o de chocolate y los podrás encontrar en las tiendecitas del interior de la ciudad fortificada.

Carcassonne cuenta con cuatro denominaciones de origen vitícolas: Cabardès (norte), Corbières (sudeste), Côtes de la Malepère (en las afueras) y Minervois (nordeste). Algunos de sus vinos son imprescindibles en su cocina, ya sea para regar unos platos o para degustarlos.










El viento suele estar presente durante casi todo el año.

El verano no es excesivamente caluroso, quitando julio, cuando sí que suele haber sequedad y calor.

Los otoños e inviernos son normalmente suaves, con heladas poco frecuentes.

Entre los meses de octubre y mayo es cuando suelen caer las lluvias.




Si quieres hacer un mágico viaje al pasado, piérdete por las callejuelas empedradas de la ciudad amurallada de Carcassonne. Te seducirán su romanticismo, su melancolía y su historia; te impresionarán su castillo y su basílica; te encantarán su gastronomía y sus vinos. ¡Esta ciudad te va a enamorar!



¡Respira aire medieval!


Carcassonne engloba dos ciudades en una: una moderna y una antigua; una para vivir y una para soñar. Siglos de historia, rincones mágicos, callejuelas empedradas, un viaje al pasado, el riquísimo caussolet, sus caramelos artesanales... ¡un escenario de película donde escribir tu propio guión!


Publicidad