Vuelos baratos de Lima (LIM) a Brasilia (BSB)

Viaje: 7 días
Ida dom, 03 mar
Latam airlines
No incluye maleta
09:10 LIM
11h 30m
1 escala
22:40 BSB
Vuelta dom, 10 mar
Copa airlines
Incluye 1 maleta
02:15 BSB
12h 26m
1 escala
12:41 LIM
506,12

por persona

Viaje: 7 días
Ida vie, 01 feb
Latam airlines
No incluye maleta
12:35 LIM
16h 40m
1 escala
08:15 +1 BSB
Vuelta vie, 08 feb
Latam airlines
No incluye maleta
14:10 BSB
10h 20m
1 escala
21:30 LIM
562,24

por persona

Viaje: 5 días
Ida jue, 28 feb
Copa airlines
Incluye 1 maleta
06:41 LIM
15h 24m
1 escala
00:05 +1 BSB
Vuelta lun, 04 mar
Latam airlines
No incluye maleta
20:35 BSB
16h 10m
1 escala
10:45 +1 LIM
606,10

por persona

Vuelos de última hora desde Lima

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce Brasilia

Brasilia
Brasília es la capital y principal polo económico y político de Brasil, una ciudad muy moderna y bien planificada, reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987. Su arquitectura vanguardista es su principal carta de presentación y su más famosa postal, de hecho sus diversos edificios y obras son reconocidos a nivel mundial como hitos de la arquitectura moderna.

El urbanista a cargo del plano de la ciudad fue Lucio Costa y el arquitecto de los célebres edificios y monumentos fue Oscar Niemeyer. Contrario a lo que piensa la mayoría de la gente, el Puente Juscelino Kubitschek no es obra de él, sino de el arquitecto Alexandre Chan.

Si viajas a Brasília hay muchas cosas que no puedes dejar de ver y hacer, ya que es una ciudad llena de maravillas.El Complejo Cultural de la República es uno de los imperdibles de la ciudad, un bello edificio que alberga la Biblioteca Nacional de Brasilia y el Museo Nacional de la República. Aquí podrás ver una serie de muestras temporales además de disfrutar de sus instalaciones aledañas.

El Puente Juscelino Kubitschek, es definitivamente una de las más famosas y bellas postales de la ciudad, diseñada por Alenxandre Chan, es una impactante construcción que cruza el Lago Paranóa, que te permitirá obtener hermosas fotos y disfrutar de una panorámica privilegiada de la ciudad.

El Lago Paranoá, por su parte, es una represa artificial , de enorme belleza, un lugar ideal para practicar el wakeboard y el windsurf y para disfrutar de la naturaleza y la calma, que a veces escasea en esta ciudad.

La Catedral de Brasilia debe ser la más famosa imagen de esta ciudad, una magnífica construcción de hormigón armado y vitrales, con la idea de unas manos que se abren al cielo. Es un lugar simplemente mágico, de recogimiento, que no tiene nada que ver con los que estamos acostumbrados a entender por catedral o iglesia. No puedes dejar de visitarla y de maravillarte con todo el arte que envuelve.

La Praça dos Três Poderes (Plaza de los Tres Poderes) es una de las principales plazas de Brasilia, en ella se encuentran el Palacio del Planalto, sede del poder ejecutivo, el Congresso Nacional, sede del poder legislativo y el Supremo Tribunal Federal, sede del poder judicial. Tanto la plaza como los tres palacios son obra de Niemeyer y también lo es el Palacio de la Alvorada, el hogar del Presidente  de la República. La plaza está diseñada de forma que sea perceptible a nivel visual el poder, la horizontalidad y la independecia de los tres ejes del estado.

Por último, si ya te aburriste de la ciudad y te sientes agobiado por el hormigón, viaja al Parque Nacional del Chapada dos Veadeiros es un hermoso lugar, lleno de verde y con espectaculares cascadas, con abundante flora y fauna local, un paseo ideal para la familia y para los amantes de la ecología.



El Aeropuerto Presidente Juscelino Kubitschek está a 11 km del centro. En su interior se encuentra una Oficina de Información Turística y una oficina de cambio.

Desde el aeropuerto puedes ir al centro de la ciudad cogiendo el taxi o el autobús (el primero más caro que el segundo).

Para moverse dentro de la ciudad será necesario utilizar los medios de transporte, sean públicos o privados. Brasilia fue planificada con la previsión de que todos sus habitantes tendrían vehículo propio. Sin embargo así no es, pero resulta muy difícil moverse a pie.

El transporte público es una buena opción: los autobuses y el metro conectan los diferentes puntos de la ciudad; los taxis suelen ser caros y no se pueden parar por la calle; sin embargo hay paradas cerca de los principales puntos de interés. Además, gracias a su céntrica posición, Brasilia está dotada de una excelente red de autobuses que la conectan al resto del País.





Publicidad