Hoteles en Tánger

BUSCA HOTELES EN Tánger

¡Reserva ahora con el mejor precio garantizado!

Cancelación Gratuita en la mayoría de habitaciones

Sobre Tánger

La belleza de emplazamiento y de su luz ligeramente azulada ha hecho de ella un objeto de inspiración para generaciones de artistas de entre los más grandes. Sus calles, sus hoteles y sus cafés han visto pasar a Tennessee Williams, a Samuel Beckett, a Jean Genet. Sus palacios vivieron las fiestas mundanas de Barabara Hutton o de Malcolm Forbes. Leer más »

Tánger

Sobre Tánger

La belleza de emplazamiento y de su luz ligeramente azulada ha hecho de ella un objeto de inspiración para generaciones de artistas de entre los más grandes. Sus calles, sus hoteles y sus cafés han visto pasar a Tennessee Williams, a Samuel Beckett, a Jean Genet. Sus palacios vivieron las fiestas mundanas de Barabara Hutton o de Malcolm Forbes. Su luz inspiró a Matisse y su misterio a Paul Bowles; la ciudad blanca ha sabido siempre enamorar a los genios.

Dispuesta como un anfiteatro sobre el Estrecho de Gibraltar, se asoma al Atlántico y al Mediterráneo. Su ubicación, su historia y las comodidades hoteleras que ofrece hacen de Tánger un destino privilegiado para los viajeros en busca de románticos recuerdos.

En Tánger es indispensable recorrer el Petit Socco, llamado también Souk Dakhil (zoco chico), el corazón de la Medina y uno de los lugares más atractivos y característicos de la ciudad. También es preciso conocer sus museos: el de Arte Marroquín Dar el Makhzen y las colecciones de arte expuestas en el antiguo Consulado Americano.

Hay que hacer una pausa en el café Hafa, cuya decoración ofrece una inigualable vista sobre el estrecho. En los alrededores, son interesantes las visitas a los Cabos Espartel y Malabata, las Grutas de Hules y las ruinas romanas de Cotta. A sólo 14 kms. de Tánger, el cabo Espartel marca el extremo noroccidental del continente africano. Y muy cerca, se encuentran las espectaculares Grutas de Hules, cavidades naturales que el mar invade con marea alta. La ruta costera entre Tánger y Ceuta ofrece espectaculares vistas sobre el Estrecho, playas solitarias y pequeñas calas. El cabo Malabata, además de las vistas de la bahía de Tánger y el Estrecho de Gibraltar, permite admirar un curioso edificio de aspecto medieval - el castillo de Malabata - construido a principios de siglo. La pequeña ciudad romana de Cotta, con sus granjas y fábricas habla al viajero curioso de los modos de vida de los primeros siglos de nuestra era.

Cómo moverse

Lo mejor para desplazarse por el centro o la Medina es andar a pie. Aquí podrás perderte fácilmente entre perfumes y esencias y callejear en sus alrededores y descubrir las maravillas que esconden cada rincón de la ciudad.

Pero si lo que deseas es ganar tiempo o ir un poco más lejos, el taxi o el autobús son poco costosos y recorren todos los barrios de la ciudad.

Eventos y fiestas típicas

Además de los festivos nacionales y religiosos como el Ramadán, en mayo y junio se desarrolla el festival internacional de Jazz más importante de Tánger, el Tanjazz, convocando a los artistas más famosos del momento.

En julio de cada año se organiza una nueva edición del Festival Noches del Mediterráneo a la que acuden tanto turistas como residentes para disfrutar en distintos locales de la ciudad de las mejores bandas del perímetro mediterráneo.

De compras

Llevarse un recuerdo de la región, hacerle un regalo a un conocido o hacer las compras de la semana, Tánger es tu aliada. Los centros comerciales, las tiendas especializadas, los grandes almacenes y los zocos tradicionales están esparcidos por el centro de la ciudad. De oro, plata o piedras preciosas, podrás encontrar una infinidad de artículos de joyería y relojería así como tiendas de antigüedades, cubertería, vestimentas tradicionales Beldi, perfumería y alimentación.

Qué se cuece en Tánger

Detrás de cada plato hay una historia, y compartir este momento es la base sobre la cual se fundamenta la sociedad marroquí.

El cuscús, elaborado a base de sémola de trigo, carne o pescados y verduras, es el plato por excelencia. El toque exótico lo imprime la harissa.

La pastilla así como el tajín son otros de los famosos platos que suelen seguir un método de preparación tradicional.

No pierdas la ocasión de probar el pescado y el marisco fresco en el mismo puerto de Tánger. Es lo más destacado de la oferta gastronómica. Si te apetece comer comida rápida en la calle busca siempre los sitios donde haya más gente, es una apuesta segura de que los productos son los más frescos.

El , considerado como una bebida de cortesía, está muy arraigado en la cultura árabe, tanto que si rechazas una invitación a tomar té, podrías estar ofendiendo a un marroquí.

El clima

Las estaciones más agradables para descubrir Tánger son la primavera (de mediados de marzo a mayo) o el otoño (de septiembre a noviembre), cuando ha pasado ya lo peor de las temperaturas más altas.

Datos prácticos

El árabe es el idioma oficial de Marruecos, aunque el francés siempre ha estado presente en los ámbitos del negocio, la prensa y la educación. En menor medida que el francés, el español se mantiene al norte del país.

El viernes es el día principal de oración, de modo que muchas empresas amplían la hora de la comida. Durante el Ramadán, el ritmo del país cambia y la jornada laboral pasa a ser de 8h00 a 16h00.

Entonces...

En Tánger, verás cómo las anécdotas se convierten en leyendas. La Medina ha sido siempre fuente de inspiración de artistas, y sin excepción, todos se rindieron ante la belleza de la plaza del Petit Socco y sus cafés, de su puerto y de sus aromáticos paisajes. ¡Ven a encontrar tu vena artística y verás cómo suena la flauta!

Últimas Valoraciones

  • Auténtico. Cuando llegas al hotel te da mala impresión, parece el típico hotelito de carretera para quedar con un ligue a escondidas, pero cuando entras la impresión mejora, está decorado estilo árabe y el personal es muy atento. La habitación estaba bien para el precio, y evidentemente no era lujosa. Por la noche, descubrimos que lo que llaman su "Tavern", es un bar-discoteca de prostitutas, que brindan sus servicios evidentemente en el mismo hotel. El desayuno, buffet, estaba muy bien, en un salón con vistas a la piscina. Había mucho personal para pocos clientes. En fin, el hotel te da una experiencia curiosa, y sobre todo bastante típica. Está como a 8 km del centro rumbo al aeropuerto, y es muy silencioso. Podría repetir. El trato del personal.

  • Bien en general. No me puedo quejar por el precio que pagué por la estancia, aunque es reprochable que el hotel tenga 4 estrellas. En Madrid no llegaría a 3. La habitación no es muy grande y casi todo está viejo, la ropa de la cama y la cama misma deja que desear aunque a la hora de dormir tampoco tuve problemas. La ventana de la habitación apenas sirve de nada, puesto que entra casi el mismo frío y ruido teniéndola abierta o cerrada. Sin embargo el baño es amplio y muy limpio y bien cuidado, y el trato que he recibido ha sido muy bueno, sin ningún problema. El desayuno un poco escaso de variedad y no especialmente bueno, pero cumple su función. Precio barato a través de Atrápalo.

  • Buena relación calidad/precio. La relación calidad/precio es muy buena, aunque hay que tener en cuenta que no es Europa. Todo en general es mucho más barato, tanto la vida allí como la estancia, etc. (excepto dentro del hotel, que tenía precios continentales). Todo eso a cambio de una ciudad visualmente fea, sin demasiadas comodidades, con una playa llena de basura a la orilla, etc. Sin embargo, por el precio, mereció la pena conocer una nueva cultura, su modo de vida, etc. Muchas de las cosas para ver estaban fuera, así que la mejor opción es alguilar un coche por unos días. Volamos a la ida con EasyJet, con la cual no tuvimos problema. A la vuelta volvimos con Ryanair, que nos hizo cambiar el vuelo por un día antes debido a una huelga de operarios del aeropuerto que finalmente se canceló. Debido a que volvimos un día antes pedimos a Atrápalo que nos devolvieran el día que no íbamos a aprovechar, lo cual hicieron sin problemas. Ryanair también contestó correctamente a pesar de la fama que tiene. Precios muy baratos.

  • Plenamente satisfecha. Nuestra estancia en Hotel Rembrandt cumplió nuestras espectativas. Conociendo que el hotel tienen sus años, las habitaciones son espaciosas y limpias. Amuebladas con lo indispensable y con muebles un poco antiguos, pero todo muy limpio. Las habitaciones disponen de aire acondicionado con mando a distancia, televisión con dos o tres canales españoles, una mesita escritorio con su silla y un amplio armario. Los baños están recién reformados y muy limpios. El desayuno me pareció adecuado (zumo de naranja, café, leche, cacao, tres tipos de cereales, tres tipos de bollería, 4 tipos diferentes de pan (dos de ellos típicamente marroquí), mantequilla, yogur, dos tipos de mermelada, miel y algo muy apreciado por el público marroquí, ¡aceitunas negras! y aceite. No hay embutidos). La atención del personal muy buena, tanto en Recepción como en Pisos y Restaurante/Bar. La mayoría del personal habla y entiende español. Está en pleno centro de la ciudad pero las ventanas están insonorizadas. La zona ajardinada de piscina y la atención del personal en general.

  • No es un 5* europeo, pero tampoco tiene precio de 5* europeo. Para ser un 5* como los que conocemos, le falta toques de calidad. Pero claro, por ese precio no te puedes quejar. El hotel se trata de un hotel nuevo, a las afueras de la ciudad. Habitaciones amplias y limpias, con muebles nuevos y elegantes. La nuestra era muy luminosa y entiendo que el resto también. La cocina está muy bien. Aunque en el menú de mediodía hay poco donde elegir. En el desayuno y la cena se trata de buffet. Por las noches, en el entorno de la piscina había espectáculo (no se si siempre, o sólo en Ramadán). El trato con el personal era correcto. Casi todos ellos (en la recepción, todos) hablaban español. En la reccepción ofrecen cambios de divisas, aunque según el tablón el cambio que ofrecen era bastante competitivo, lo cierto es que redondean hacia su favor haciendo que pierda el cambio tan atractivo. Había pocas familias, y menos niños. Así que sobre todo lo recomiendo para gente de negocios o escapada en pareja. La piscina. La tranquilidad.

  • Un hotel simpático. Ya sabía que el problema de los hoteles en Marruecos es, en general, su falta de mantenimiento. El Rembrandt es representativo de esta dejadez, aunque, en mi caso, los aspectos positivos pesan más que los negativos. El personal es muy amable, la ubicación es óptima, las habitaciones están limpias, en el restaurante se come muy bien y a buen precio, en el bar se puede tomar lo que uno quiera y enfrente hay un garaje donde puede dejarse el coche por dos euros la noche. En resumen, un hotel simpático al que regresaré cuando vuelva a Tánger. Su ambiente, propio de la época en la que Tánger fue una ciudad mítica.

  • Hotel Chellah

    10 Extraordinario (17 opiniones)

    Marruecos es suerte. En general con respecto al vuelo y el hotel, en general bien, las compañías de bajo coste siguen dejando mucho que desear (retraso de 2 horas en la salida) y el hotel bien, limpio, amplio pero nos dieron un estacazo para cenar porque llegamos tarde (gracias al vuelo) nada recomendable viendo más tarde los precios medios de las comidas en Marruecos, bueno y ni en España te clavan 40 euros por dos ensaladas, en fin.....fue la novatada del primer día. Con respecto a Marruecos, recomiendo 100% a todo el mundo un viaje al menos una vez en la vida a este pais tan próximo y tan cargado de mala fama que no deja de ser eso, fama, porque tanto la gente, como los lugares son realmente idílicos, hospitalarios, amables, serviciales, precioso todo de arriba a abajo (una pena que no tengan conciencia de lo bonito que es y que no cuiden un poco más sus ciudades a nivel de limpieza), su manera de vivir, realmente son felices y hacen al visitante sentirse así, Marruecos es Suerte Amigo.

  • Maravilladas. Viajamos mi madre y yo, y realmente ha sido una experiencia corta pero maravillosa. La gente del hotel encantadora, super amables, siempre con una sonrisa en la boca y te ayudan y aconsejan todo lo que pueden y mas. La medina de Tanger merece la pena, pero sin dudarlo os recomiendo pasar un dia por Xauen, un pueblo de montaña, zona de Bereberes, la medina es alucinante y sus gentes... no tengo palabras para describirlos. Nos invitaron a comer, a tomar un te de menta a conocer cada uno de los rincones de su medina... hemos vivido como ellos, y es alucinante. Volveremos algun día, y seguro que repetimos hotel, sencillo y acogedor. Muy centrico hy a dos pasos de la playa y el centro. Justo enfrente del Restahurante Casa de España. Tal vez la única pega es que en la habitación que nos tocó se colaba todo el ruido de lo que podriamos comparar con la Gran Via de Madrid. El personal.

  • Viaje a Tanger. La oferta incluía vuelo + hotel, Tanja Flandria 4* con desayuno, 90e, y todo una maravilla, las habiaciones limpias, el personal atento, el desayuno muy bueno, ofrece unas vistas de la ciudad espectaculares. Eramos un grupo de 16 amigos, y siempre viajamos sin guía, pero encontramos una oferta, de PREMIUN TOUR 65e el finde completo con un guía a nuestra disposición, 2 minibuses, cena con espectaculo y visita a una ciudad!! y ha sido fantástico. No puedes ir a Tanger y no ir a una de estas cenas, donde la comida está de lujo mientras escucha música árabe en directo y la gente sale a bailar!! y es maravilloso y recorriendo el laberinto de su medina, con más de 5000 callejuelas mientras alguien te va sumergiendo en su cultura y te va contando aquellas cositas que a veces a las guias de papel se les escapa!!. Nunca había hecho un viaje organizado, quizás tarde en hacerlo, pero tengo claro, que cuando vuelva a recorrer Marruecos, buscaré a alguien de allí para que me lo vaya contando!!.

  • Buena situación y correcto equipamiento. La gran ventaja del Hotel Rembrand radica en su situación, en el centro de Tánger y a escasos 10 minutos de la antigua Medina. Las instalaciones están muy bien, sin grandes lujos pero limpias y confortables (por ejemplo, los baños tienen ducha con mampara). Además, el trato del personal es genial. Si les preguntas, no dudan en recomendarte posibles escapadas a pueblos cercanos, los medios de transporte más adecuados para desplazarte, restaurantes en los que degustar los platos típicos de la zona... ¡Y además, casi todos ellos hablan español!. La situación y la atención del personal.

Foto destino

TÁNGER

75 HOTELES EN TÁNGER

Recomendaciones para ti en Tánger

  • Ordenar por:
  • Selección Atrápalo
  • Mejor precio
  • Mejor valorados

El Hotel Husa Solazur Business and Spa está en pleno centro de Tánger, a 12 km del aeropuerto internacional.

El hotel está diseñado en un estilo morisco y está rodeado por un jardín de flores. Cuenta con excelentes restaurantes, bares y salón de té.

Apartamento Complexe Residentiel Al Hannae

Rue Jabha Watanya Résidence al Hannae, Tánger

El Complexe Residentiel Al Hannae ofrece alojamiento independiente en Tánger También proporciona conexión Wi-Fi...

El Hôtel de l'île Verte se encuentra en Tánger, a 32 km de Tarifa y a 47 km de Ceuta Algunas habitaciones gozan de vistas al mar, al jardín o a la ciudad Están equipadas con baño privado, así como albornoces,...

Hotel Royal

144, rue Salah Eddine Ayoubi, Tánger

El Hotel Royal se encuentra a sólo 4 minutos en coche del puerto de Tánger y a 6 minutos de los parques de la costa Alberga una terraza con vistas panorámicas a la ciudad y las...

Grand Hotel Villa De France

Angle Rue de Hollande et Angleterre, Tánger

El Grand Hotel Villa de France cuenta con piscina al aire libre y se encuentra en Tánger El establecimiento está situado a 5 minutos a pie de un centro de fitness, un centro de spa y bienestar y de un club de...

Apartamento Appart Tanger 200m De La Playa

61 residencia el futuro tanger 8n - 88, Tánger

El Appart Tanger 200m de la playa está situado en Tanger, a 32 ??km de Tarifa y a 48 km de Ceuta El Appart Tanger 200m de la playa tiene vistas al mar y se encuentra a 46 km de Tetuán Este alojamiento independiente dispone de baño...

Bed & Breakfast Bayt Alice

26 Rue Khatib Beni Idder - Ancienne médina, Tánger

El Bayt Alice se encuentra en el centro de Tánger, a 2 km de la playa Alberga hammam, sala de estar con libros y terraza con vistas panorámicas a la...

Hotel Summer House

19 Rue Portugal, Tánger

La Summer House se encuentra en Tánger y dispone de terraza Ofrece conexión Wi-Fi...

El Appart?hotel Nezha se encuentra en Tánger, a menos de 10 minutos en coche de la medina antigua y la terminal de ferry de la ciudad Ofrece alojamiento independiente y habitaciones en un entorno de diseño arquitectónico marroquí...

Ver los 75 hoteles en Tánger »