Hoteles con restaurante en Nápoles

BUSCA HOTELES EN Nápoles

¡Reserva ahora con el mejor precio garantizado!

Cancelación Gratuita en la mayoría de habitaciones

Sobre Nápoles

Ciudad de arte, se abre como un anfiteatro sobre el mar y está dominada por el Vesubio, por los Montes de la cuesta, las islas de Capri, Ischia, Procida y por el Capo Miseno. Nápoles, el centro del Mediterráneo es la capital de la Región Campania y capital del Mezzogiorno de Italia. Leer más »

Nápoles

Sobre Nápoles

Ciudad de arte, se abre como un anfiteatro sobre el mar y está dominada por el Vesubio, por los Montes de la cuesta, las islas de Capri, Ischia, Procida y por el Capo Miseno. Nápoles, el centro del Mediterráneo es la capital de la Región Campania y capital del Mezzogiorno de Italia. La gran riqueza histórica y artística de la ciudad recae en el paso de griegos, romanos y normandos por la ciudad. 

Su casco antiguo cuenta con 2.500 años de historia y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre sus numerosas ruinas romanas destacan las excavaciones de San Lorenzo el Mayor, que acoge parte del ágora griega del siglo V a.C y numerosos restos de la metrópolis romana. La Catedral de Nápoles, la Basílica de San Doménico o visitar las ruinas romanas de las poblaciones adyacentes de Pompeya y Herculano son otros de los atractivos de la ciudad.

Qué ver y qué hacer

En primavera Nápoles ofrece su parte mejor por lo que se refiere al recibimiento y a la hospitalidad. Es el mejor periodo para hacer excursiones, paseos ecológicos, visitas a los museos y a sitios artísticos e históricos. Es suficiente sólo olvidar la prisa y el estado de ansiedad y dejar que la misma ciudad y sus innumerables maravillas os conduzcan por la mano.

Protagonistas absolutos del verano napolitano son el mar, las zonas verdes y los lugares abiertos que al llegar del calor se hacen teatro de iniciativas deportivas, excursiones, conciertos, juegos y espectáculos de entretenimiento. Barcas de remos, yatchs, naves de crucero, botes cruzan las aguas del Golfo. En la Villa Municipal y en los parques ciudadanos mucha gente se entretiene hasta tarde para oír música, para asistir a la proyección de películas o para deleitarse con espectáculos de cabaret. Por las calles del centro la gente se divierte al ver los artistas de la calle. Los museos están abiertos por las tardes.

Una estancia en Nápoles en otoño representa una panacea para los que quieren prepararse a hacer frente a los incesantes ritmos de trabajo del invierno. La blandura del clima, la vivacidad de la vida ciudadana y las propuestas turísticas y culturales representan estímulos eficaces para dar energía al cuerpo y a la mente. Es el período más bello para encontrarse consigo y para ir al descubrimiento de los lugares donde la historia se encuentra con el mito y con la leyenda: Nápoles subterránea, las catacumbas de San Gennaro y de San Gaudioso, los escavos de San Lorenzo Maggiore, la iglesia de las Almas del Purgatorio, la capilla Sansevero,...

Nápoles es una ciudad solar en invierno, ya que sigue enseñando brillantez y exuberancia en cada ocasión. Pasear por las callejuelas del centro histórico vale unas vacaciones. Si hay alguien más exigente, para el fin del año, Nápoles propone un carné de citas merecedoras al respeto: conciertos, espectáculos de teatro, exposiciones artísticas, visitas guiadas, eventos deportivas, convenios, eventos religiosos, turísticos y culturales.

En cualquier época del año, es interesante desplazarse a sólo 13 km.,dónde se encuentra el majestuoso Vesubio, inactivo desde 1944. Además, una excursión a Pompeya, descifrará al viajero cómo era la vida romana en el 79 d.c., cuando la ciudad quedó sepultada bajo la lava y el lodo del Vesubio.

Últimas Valoraciones

  • Bien situado, pequeño y agradable. El Hotel Del Real Orto Botanico está bien situado. A unos 10 minutos andando de la estación central, y en una zona algo más tránquila, aunque no desierta (lo cual tampoco sería demasiado deseable), que incluye un par de restaurantes muy populares entre los napolitanos. No es realmente un 4* sinó un 3*, y en esta medida, no está mal. El edificio es bonito, un antiguo palacete recientemente remozado, y como tal, se podría considerar como un "hotel de charme". Las habitaciones amplias y limpias, y el personal, simpático. El principal pero sería el desayuno, escaso y poco surtido para un 3*. Otra crítica sería la foto de su idílico terrado que anuncian en Atrapalo. El terrado existe (y la foto no está trucada), pero al natural es otra cosa. La ubicación y la decoración.

  • Hotel Rex

    8.0 Muy bueno (8 opiniones)

    Ideal para descansar después de visitar a pie diferentes zonas de la ciudad. Hotel pequeño, familiar, tranquilo frente al paseo marítimo, vistas al volcán y Castell o'ouvo. Fácil comunicación con autobús a diferentes barrios, bus hacia la estación para ir a Erculano, Pompeya o Sorrento y o al puerto para coger barco hacia Capri o Iscchia y también cerca bus-aeropuero y a pie plaza Plebiscito. Sobretodo muy buen colchón para descansar en una habitación Ikea pero con el entorno clásico. Desayuno justo poco variado. Servicio muy correcto. Aire acondicionado, pc-internet disponibles. Hacia la derecha buenos restaurantes: Antonio-antonio, Rossopomodore, en la esquina La Nuit heladeria, pasteleria selecta y muy cerca restaurante Pepe Nero superbien y Zio John muy buena carne y si te has cansado de pizza y pasta detrás Robin Hood hamburguesas con el mejor queso y ambiente super divertido si vas con niños pueden jugar a diferents juegos de mesa a la Play!!!. Limpieza y cama muy cómoda.

  • Hotel bien ubicado. Tiene la estación de metro, buses, ferrocarril y la oficina de turismo al lado. La atención excelente. Muy agradables y atentos en todo momento. El desayuno lo mas flojo, pero correcto. Había café, zumos, pastas y tostadas. Para mi gusto le faltaba algo salado. Pero todo perfecto. En general toda la gente muy agradable. Lo recomiendo al cien por cien y también la ciudad y los alrededores.

  • La ubicación excelente. Vistas muy agradables en la terraza durante el desayuno. Habitaciones muy correctas. Limpieza bien. El wifi gratuito de los mejores que he tenido últimamente en un hotel (estábamos en la planta 4). El desayuno un poco simple pero correcto. El personal atento.

  • Napoles. El viage estubo bien, pero demasiada calor y demasiada gente en las playas. Sorrento, Ischia y Capri arrebosar de gente y todas las calas privadas a pagar 16? para poderse bañar.Abusivo y solo para gente con pasta que se mueve por la isla con su yate de lujo.Repetiria pero en otro mes que no fuera agosto para disfrutar mas del viaje sin morirte de la calor.A mas, durante este mes, la mayoria de tiendas y restaurantes en napoles estan cerrados. En hotel donde estubimos era Hotel Piazza Bellini.Està muy bien y muy centrico.Los que lleban el hotel un poco sosos. En resumen, no viajar durante mes de agosto y si no queda mas remedio, que no sea en destinos de playa. El Hotel, en general, muy bien.

  • Frío. Hotel y vuelo bastante bien relación calidad-precio. El problema del hotel, frío en el desayuno (poca vista o ganas de ahorrar, ya que lo lógico era encender la calefacción antes de empezar los desayunos, porqué si no te congelabas...). Y la otra queja, tambien el desayuno: todos los dias lo mismo i todo dulce. Tampoco muy buena la conexión a Internet des de la habitación. Por otro lado, bastante bien situado, cerca de dos paradas de metro i otras de bus, en el centro... Bastante limpio (aunque se notaba que algun día limpiaban lo justo y se olvidaban de poner papel del wc o de poner alguna toalla...). Como he dicho al principio, relación calidad precio muy correcta. La atención de recepción.

  • Buen precio, gente maja y buena localización. Quedé muy contenta con este hotel, sobre todo por el precio, que no salió 40? una habitación doble con cama de matrimonio. Tiene muy buenos servicios, un baño grande, con secador y todo, caja fuerte en la habitacion, y tele, pero no de plasma. El personal de recepción (mayoritariamente mujeres) muy majo, y hablan bastante español. El desayuno no estaba incluido en el precio, pero eran solo 6? por barba (había oferta) y buffet libre con de todo: cafe, leche, té, zumo, pastelitos (frescos), cereales, yogur, jamón cocido, queso, pan... La única pega, la moqueta por todas partes, que en mi humilde opinión solo hace más acogedor la primera semana desde que se estrena... luego es un asco que huele mal (pero bueno, estaba limpia). Precio, personal, ubicación, desayuno.

  • Una semana de fábula en Nápoles. Hotel muy bien situado, cerca del Museo Nacional de Arqueología de Nápoles y de dos estaciones de metro. Muy cerca de diversos restaurantes y pizzerías de calidad. El personal es atento y eficiente. Las habitaciones son amplias, muy limpias, funcionales y con el equipamiento adecuado. No hay ruidos del exterior y el descanso está garantizado. Recomendable si se viaja con niños. Lo único a mejorar es el desayuno que es muy poco variado, con falta absoluta de proteinas (embutidos, queso, huevos), con sólo un tipo de fruta (manzanas) y sólo basado en bolleria (dos tipos), tostadas industriales, mantequilla, mermelada, yogures, café, cereales y te. Las instaclaciones, la ubicación y el personal.

  • El servicio es bueno y los empleados del hotel son afables y atentos. La situación es muy buena, ya que está a cinco minutos del puerto y de toda la zona "cívica" (Teatro y Palacio Real, Galerías de Humberto I, Plazas del Municipio y del Plebiscito, Castel Nuovo...) y a sólo quince minutos de la Piazza Dante con las librerías y la zona "religiosa" (Gesú Nuovo, Santa Chiara..., aunque la Catedral -Il Duomo- está algo más alejada). 10 minutos más a partir de Piazza Dante, llevan hasta el Museo Arqueológico. Casi todo, pues, se ve a pie. Las habitaciones están bastante bien. Para tenerlas con vistas tendría que ser a partir del piso 8 ó 9. Lo mejor, el aire acondicionado: se regula perfectamente y, aunque se apaguen las luces al sacar la tarjeta cuando se deja la habitación, el aire se mantiene, por lo que siempre está a la temperatura deseada. Las vistas desde la terraza del hotel (piso 11), donde se sirve el desayuno, son espléndidas. El buffet es correcto. Situación del hotel, vistas desde la terraza y aire acondicionado a discreción.

  • El servicio es bueno y los empleados del hotel son afables y atentos. La situación es muy buena, ya que está a cinco minutos del puerto y de toda la zona "cívica" (Teatro y Palacio Real, Galerías de Humberto I, Plazas del Municipio y del Plebiscito, Castel Nuovo...) y a sólo quince minutos de la Piazza Dante con las librerías y la zona "religiosa" (Gesú Nuovo, Santa Chiara..., aunque la Catedral -Il Duomo- está algo más alejada). 10 minutos más a partir de Piazza Dante, llevan hasta el Museo Arqueológico. Casi todo, pues, se ve a pie. Las habitaciones están bastante bien. Para tenerlas con vistas tendría que ser a partir del piso 8 ó 9. Lo mejor, el aire acondicionado: se regula perfectamente y, aunque se apaguen las luces al sacar la tarjeta cuando se deja la habitación, el aire se mantiene, por lo que siempre está a la temperatura deseada. Las vistas desde la terraza del hotel (piso 11), donde se sirve el desayuno, son espléndidas. El buffet es correcto. Situación del hotel, vistas desde la terraza y aire acondicionado a discreción.

Foto destino

NÁPOLES

77 HOTELES CON RESTAURANTE EN NÁPOLES

Recomendaciones para ti de hoteles con restaurante en Nápoles

  • Ordenar por:
  • Selección Atrápalo
  • Mejor precio
  • Mejor valorados

EL Bed & Breakfast MediNaples disfruta de una posición ideal en el centro histórico de Nápoles, a poca distancia de Piazza Municipio, Castel Nuovo (también conocido como Maschio Angioino), el Teatro San Carlo, Palazzo Reale,...

El apartotel se encuentra en el centro urbano, a un corto paseo de la ópera 'Real Teatro di San Carlo', de la 'Galleria Umberto I' y del Puerto de Beverello Goza de una preciosa vista de la bahía de Nápoles Hay paradas de transporte...

Hotel Romeo

Via Cristoforo Colombo 45, Nápoles

Romeo Hotel es un hotel de 5 estrellas en elpuerto de Nápoles situado a pocos minutos de la estación principal de tren y a 30 minutos del aeropuerto.

Se trata del hotel más alto de Italia. Ofrece servicios profesionales. Desde aquí los huéspedes podrán maravillarse con las sobrecogedoras vistas de la costa de Nápoles, particularmente inolvidables entre las plantas 16 y 30.

Este exclusivo hotel de diseño está situado en el corazón de Nápoles, a sólo 850 metros del bullicioso puerto y a un paseo de diez minutos de las atracciones como el Castel Nuovo y el Teatro di San Carlo Las estaciones de...

Toledo Hotel

Via Montecalvario 15, Nápoles

Ubicación. Este hotel de negocios, Toledo Hotel, se encuentra en Centro histórico, en Nápoles, cerca de lugares de interés como Piazza Matteotti, Ayuntamiento de Nápoles y Centro de congresos Expo.

Hotel Naples

corso umberto, I, Nápoles

El Hotel Naples se encuentra en el casco antiguo de la ciudad y en una de las calles más famosas y centrales de Nápoles, frente a la Universidad Federico II, cerca de la Via Mezzocannone, punto de encuentro de estudiantes, y a sólo 10...

Decumani Hotel De Charme

Via San Giovanni Maggiore Pignatelli, 15 - 80134, Nápoles

Este hotel, situado en un auténtico barrio antiguo en el centro de Nápoles, es un establecimiento elegantemente renovado y sublime, alojado en un palacio del siglo XVIII.

Desde el Internet Corner los clientes podrán conectarse a la Web.

Hotel San Francesco Al Monte

Corso Vittorio Emanuele, 328 80135 Napoli - Italia, Nápoles

El Hotel San Francisco al Monte es un hotel único debido a que alguna vez fue un antiguo monasterio que ha sido transformado en un hotel, que preserva la atmósfera del pasado.

Ver los 77 hoteles en Nápoles con restaurante »