Los mejores hoteles de Bremen

Circuitos y ofertas destacadas en Bremen

Bremen

Llena de música

Junto con el puerto de Bremenhaven, situado a unos 70 kilómetros a orillas del Mar del Norte, Bremen forma una de las tres Stadstaaten (o ciudades-estado) de Alemania. Rodeada totalmente por la Baja Sajonia, Bremen ha destacado en las últimas décadas como uno de los epicentros industriales de Alemania, con una destacable industria automovilística. Precisamente Bremenhaven, que significa literalmente "puerto de Bremen", es todavía a día de hoy uno de los principales puertos de exportación de automóviles en Europa y durante décadas fue el punto de salida de numerosos alemanas hacia las Américas. El río Weser, que atraviesa la ciudad de sureste a noroeste, es el punto de unión entre Bremen y Bremenhaven. No obstante, antiguamente a los pies de la ciudad se erigía un importante puerto fluvial, el Schlachte, que actualmente es una zona muy popular para pasear, contemplar los barcos y sentarse en un restaurante para tomar un chocolate fabricado por la importante industria Hachez, con sede en la ciudad.


A sus orillas se extiende una ciudad de algo más de medio millón de habitantes que cuenta con dos monumentos Patrimonio de la Humanidad. Por una parte, el Ayuntamiento de Bremen, ejemplo de arquitectura barroca por antonomasia, es hoy en día edificio del Senado, del presidente del Senado y del alcalde de la ciudad. Por otra parte, la Estatua de Rolando, símbolo de los derechos de las ciudades y al lado del Ayuntamiento, preside la Plaza del Mercado o Markplatz, centro neurálgico de la ciudad en el corazón de su casco antiguo. En dicha plaza se encuentra otra importante escultura, la de "Los músicos de Bremen", en honor a un célebre cuento escrito por los hermanos Grimm protagonizado por un perro, un gato, un burro y un gallo. Remata la Plaza del Mercado la Catedral de San Pedro, construida en los siglos XI y XII sobre los restos de una iglesia destruida por un gran incendio. Durante casi 200 años, el órgano de Arp Schnitger fue el protagonista de las melodías de la catedral y a día de hoy es poseedora de cinco órganos que dan buena cuenta de la tradición musical de la ciudad. Dentro del casco antiguo destacan también la Iglesia de Nuestra Señora de Bremen, la más antigua de la ciudad.


En Bremen abren sus puertas algunos importantes museos como el Museo Übersee, especializado en historia natural y etnografía de ultramar, la Kunsthalle Bremen, una célebre galería de arte situada cerca del edificio del Teatro de la calle Goethe, o el Universum Science, un museo científico y de alta tecnología, construido en un edificio de diseño contemporáneo y vanguardista cercano a la Universidad de Bremen. Al norte de la ciudad se encuentra el Rhododendron Park, un extenso jardín botánico que reúne una importantísima colección de ese tipo de flores.


Bremen es una ciudad con buenas comunicaciones, con autobús, tranvía y aeropuerto internacional, por lo que siempre mantiene un elevado grado de ebullición, especialmente en las dos últimas semanas de octubre. En esta época tiene lugar el Freimarkt, un mercado gratuito en funcionamiento desde el año 1036. No obstante, la actividad no cesa en ninguna época del año, en buena parte gracias a los éxitos del equipo local de fútbol, el Werder Bremen, uno de los más laureados de Alemania y que hace más conocida si cabe la ciudad dentro y fuera de las fronteras germanas.

Publicidad
Publicidad