Los mejores hoteles de Mandalay

Circuitos y ofertas destacadas en Mandalay

Mandalay

Es la última capital de los Reyes de Myanmar. Está localizada en el centro del país en la orilla oriental del gran río Ayeyarwady y a unos 670 km de Yangon. Fue fundada en el año 1859 por el Rey Mindon  y por sus templos, pagodas, arquitectura y arte está considerada como la ciudad cultural por excelencia de Myanmar.

A pesar de lo evocador de su nombre, el desplazamiento de la capital a Yangon marcó su decadencia y un largo periodo de abandono. Hoy, en buena parte recuperada, es una ciudad moderna, con su trazado geométrico (las calles se identifican mediante números), tal como se planificó cuando fue designada capital del último imperio birmano. El Rey Mindon ordenó su construcción en 1857, antes de que el país se hubiera convertido en colonia inglesa. En 1981 un incendio destruyó gran número de edificios situados a lo largo de la orilla del río, pero no afectó a ninguno de sus monumentos más importantes.

Mandalay es una ciudad moderna en un país donde casi todo es exótico y la tradición asoma por todas partes. Sin embargo, y aunque Mandalay sea moderna, lo es a la birmana. Es decir, tiene un sabor propio y es diferente a cualquier ciudad de otro país. Y, sobre todo,  es una ciudad animada, con mucho movimiento en sus calles más céntricas, lo que se convierte, también, en un espectáculo de vida cotidiana para el viajero.

Publicidad
Publicidad