Los mejores hoteles de Nuremberg

Circuitos y ofertas destacadas en Nuremberg

Nuremberg

Ciudad más poblada de Franconia Central con más de medio millón de habitantes, Núremberg es ampliamente conocida por ser el lugar donde tuvieron lugar los Juicios de Núremberg, en los cuales los aliados en la Segunda Guerra Mundial estableció los castigos al bando liderado por los alemanes e italianos. Precisamente esta fue una de las ciudades más destruidas tras el conflicto. No obstante, la historia de esta urbe que actualmente forma parte del Estado de Baviera se remonta al menos al siglo XI, cuando dos asentamientos urbanos en el entorno del río Pegnitz (San Sebaldo y San Lorenzo) se unieron para dar forma a una ciudad conjunta. Las murallas de la ciudad, que se conservan en buen estado, son del año 1325. La mayor parte de los atractivos turísticos de Núremberg se encuentran en su casco antiguo: el Antiguo Ayuntamiento, la Frauenkirche, la iglesia de San Sebaldo, la iglesia de San Lorenzo... Sus dos puentes más antiguos, el de Hierro y el del Verdugo, son protagonistas habituales de las postales de la ciudad, ya que conectan ambas zonas del recinto amurallado. En la parte norte de la ciudad se encuentra el Castillo Medieval (Kaiserburg), tan antiguo como la ciudad y mirador perfecto del centro urbano.


Cuna del movimiento nazi liderado por Adolf Hitler dado su carácter altamente germanófilo, Núremberg posee una importante actividad cultural en torno a sus 30 museos y a lugares como la Casa de la Ópera. Es asimismo un importante epicentro comercial, especialmente en el mes de diciembre, cuando se celebra uno de los mercados navideños más importantes de Alemania. Durante el resto del año se desarrollan también actividades culturales como el Rock im Park, uno de los festivales de rock más importantes de Europa, o el Die Blaue Nacht, una noche en la que tienen lugar multitud de actos culturales a módicos precios. De Núremberg es nativo el pintor Alberto Durero, el más importante del renacimiento alemán. De hecho, la que fue su casa durante 50 años es hoy en día un museo especializado en su obra y en la de sus contemporáneos. Núremberg es una ciudad con una desarrollada red de transporte público y de vías adaptadas para la circulación en bicicleta, que cuenta además con un aeropuerto internacional.

Publicidad
Publicidad