Los mejores hoteles de Stuttgart

Circuitos y ofertas destacadas en Stuttgart

Stuttgart

La puerta de entrada a la legendaria Selva Negra

Capital del estado alemán de Baden-Wurtemberg, Stuttgart es una ciudad de 600.000 habitantes que se encuentra situada a medio camino entre la Selva Negra, la Jura de Suabia, el Lago de Constanza y la zona balnearia de Baden-Baden. Es epicentro también de una de las regiones con más producción vinícola de Alemania. Dentro de su entramado urbano abundan multitud de jardines y zonas verdes, muchas de ellas con presencia de agua, ya sea en forma de lagos o de río. El curso del Neckar cruza de sur a norte la ciudad. Este río, afluente del Rin, es navegable hasta Stuttgart.


Stuttgart es mundialmente conocida por ser la sede de dos marcas de automóviles: Mercedes-Benz y Porsche. Cada una de ellas cuenta con su respectivo museo acerca de la historia de la empresa y de la industria de la automoción. No obstante, Stuttgart se ha ganado también una fama de ciudad con una interesante oferta cultural, ya que acoge varios museos de importancia nacional. Uno de ellos es la Staatsgalerie, una galería de arte que cuenta con obras de algunos de los artistas alemanes más importantes de todos los tiempos. El arte en Stuttgart va muy ligado a la vanguardia arquitectónica: el Kunstmuseum, un museo especializado en arte moderno y contemporáneo, se ilumina por la noche y tiene forma de cubo de cristal, por lo que ofrece una inigualable vista del centro de la ciudad.


El Castillo Antiguo (Altes Schloss) y el Castillo Nuevo (Neues Schloss) son dos de los monumentos más destacados de la ciudad. Ambos se levantan en la Schlossplatz, quizás la plaza más concurrida de la ciudad junto a la Plaza del Mercado (Marksplatz). En esta tiene lugar un mercado semanal donde se venden productos alimentarios de la región, además de ser la sede de celebraciones como el mercado navideño de la ciudad o la Fiesta del Vino. La torre del Ayuntamiento, con su famoso reloj, es el punto más elevado de Stuttgart, mientras que la Königstrasse ha sido nombrada como la calle peatonal más larga de Alemania. La iglesia más destacada de la ciudad es la Johanneskirche, situada junto a la laguna Feuersee. La Ópera de Stuttgart cuenta con una de las mejores acústicas de Alemania para este tipo de representaciones.


Una de las mayores zonas de esparcimiento es Parque de Rosenstein, un jardín de estilo inglés que en sus inmediaciones cuenta con el Palacio de Rosenstein, un edificio neoclásico donde abre sus puertas el Museo de Historia Natural. Aquí también se encuentra el Wilhelma, un enorme jardín botánico y zoológico con especies vegetales exóticas y una gran variedad de animales. A pocos kilómetros de la ciudad se encuentran la reserva natural Rotwildpark y la Torre Bismarck, que ofrece la mejor vista panorámica de la ciudad.

Publicidad
Publicidad