Hoteles en Viena provincia

BUSCA HOTELES EN Viena Provincia

¡Reserva ahora con el mejor precio garantizado!

Cancelación Gratuita en la mayoría de habitaciones

Sobre Viena Provincia

Viena, ciudad del vals y de la música, de castillos y princesas, te sorprenderá con sus rincones escondidos y románticos, con sus numerosos museos y sus famosos postres. Leer más »

Viena Provincia

Sobre Viena

Viena, ciudad del vals y de la música, de castillos y princesas, te sorprenderá con sus rincones escondidos y románticos, con sus numerosos museos y sus famosos postres.

Cómo moverse

El aeropuerto se encuentra a unos 16 km de la cuidad y está muy bien comunicado con el transporte público.
El City Airport Train CAT conecta el aeropuerto con la ciudad en 16 minutos. Un billete de ida sale 9 euros, mientras la ida y vuelta cuesta 16 euros.
El tren rápido S7 tarda 26 minutos en llegar al centro de la ciudad. El coste es de 3,60 euros. Hay que comprar 2 billetes de 1,80 y validarlos. El metro pasa cada media hora aproximadamente.
Alternativamente se puede coger el Bus lanzadera de la Vienna Airport Lines, al precio de 7 euros la ida y 12 euros ida y vuelta. Tarda unos 20 minutos y prevé tres trayectos diferentes.
Si tienes pensando quedarte en Viena más de un día, te conviene comprar la Vienna Card, que te permite viajar en metro, bus y tranvía sin límites durante 72 horas. Se encuentra en los hoteles, en los puntos de información de Albertinaplatz, del aeropuerto y del metro. La Vienna Card te hará ahorrar un euro más en el trayecto desde el aeropuerto hasta la ciudad.

Qué ver y qué hacer

Además de llenarte de café, salchichas vienesas y dulces típicos, podrás también llenarte a nivel cultural, ya que Viena tiene muchísimo que ofrecer: existe un verdadero "recinto cultural", el MQ una de las diez zonas museales del mundo. Este espacio alberga el museo Leopold, el museo de arte moderna, la fundación Ludwig, la Kunsthalle Wien y el Centro de Arquitectura de Viena.
El Museo Liechtenstein te sorprenderá con la colección privada de arte barroco más grande del mundo.
Si te apasiona la música, no te pierdas la Casa de la Música en Viena, donde te espera un viaje musical de forma lúdica e interactiva. Podrás componer un vals jugando a un juego de dados o hasta dirigir virtualmente la Orquestra Filarmónica de Viena ¡y mucho más!
El Complejo de Schönbrunn es un estupendo ejemplo de arquitectura barroca, que mira a compenetrar la naturaleza y la arquitectura, por lo que el palacio y el parque son un conjunto único, extremadamente ligados el uno al otro. En el parque se encuentra un laberinto botánico, ideal para distraer a los niños después de una visita al Palacio. Tras la creación de la República de Austria, este ha pasado a ser de propiedad estatal.
El Palacio Imperial de Schönbrunn, la residencia de veraneo de los Habsburgo, ha sido considerado desde el 1996 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. El complejo incluye el castillo, el parque y el jardín zoológico más antiguo del mundo.
La Hofburg, la Residencia Imperial hospedó a la mayoría de la realeza austríaca, en particular a la de los Habsburgo: actualmente es la residencia oficial del presidente de la República de Austria.
En el interior del palacio podrás visitar el Museo de Sissi, además de pasear por las salas y habitaciones donde vivieron personajes como Francisco José y donde se alojó el zar Alejandro I durante el Congreso de Viena.
Los seguidores de Klimt y de sus cuadros originales y dorados apreciarán mucho el Palacio del Belvedere: además de ser uno de los palacios barrocos más fascinantes del mundo, alberga la mayor colección de cuadros del pintor, entre los cuales, el famosísimo "Beso".

Eventos y fiestas típicas

Enero: "Baile de la Filarmónica" en el Musikverein.
La semana antes del inicio de la Cuaresma: "Baile de la Ópera" en el Teatro de la Ópera de Viena. (Baile de la Ópera)
Marzo: "Life Ball", el evento más famoso a nivel mundial que recauda fondos para la lucha contra el SIDA (Life Ball)
Durante la Semana Santa: el "Osterklang" es un festival musical que tiene lugar en el Theater an der Wien. (Teatro de Viena)
Las últimas dos semanas de Cuaresma: Mercado de Pascua en el "Ehrenhof" de Schönbrunn.
Mayo-Junio: Festival de Viena (Wiener Festwochen), festival de música y artes escénicas. (Wiener Festwochen)
Junio-Julio: "Viena Jazz Festival" (< a target="_blank" href="http://www.viennajazz.org">Viena Jazz Festival)
Julio-Agosto: "Klangbogen", Festival de música clásica y Ópera (Klangbogen)
Julio-Agosto: ImPulsTanz.com Festival Internacional de Danza. (ImpulsTanz)
Noviembre-Diciembre: Mercado de Navidades en frente al Palacio del Ayuntamiento de Viena.
31 de Dicembre: "Baile del Imperador" (Kaiserball) en el Palacio Imperial.

De compras

En los últimos años Viena se ha convertido en una de las capitales europeas de las tiendas de alta moda.
El casco viejo de Viena es el lugar ideal para las compras: en un espacio reducido encontrarás una gran cantidad de tiendas. Debido a la diversidad de palacios de interés histórico, la construcción de grandes almacenes habría sido innecesaria, por lo que encontrarás galerías y pequeñas boutiques en el centro de la ciudad.
Además de visitar las tiendas de moda, los golosos no podrán irse de Viena sin haber visitado (¡y arrasado!) una pastelería vienesa. Entre las más famosas se destacan: Gran Cacao, en Schleifmühlgasse, Xocolat en Servitengasse 5 , Schokoladekönig en Freisingergasse 1, cerca de la iglesia de San Pedro, famoso por su fuente de chocolate, donde los clientes pueden mojar fruta fresca y por último la famosa Sacher Confiserie, en frente al Palacio de la Ópera, que desde 1832 es conocida por su Tarta Sacher.

Qué se cuece en Viena

Los platos más conocidos de la cocina vienesa son el Wiener Schnitzel (escalopa al estilo de Viena), el Tafelspitz (carne de ternera cocida con verduras), el Kaiserschmarrn, una especie de crêpe cubierta de mermelada y azúcar espolvoreado, la tarta Sacher (una tarta de chocolate con una capa de mermelada de albaricoque en el centro) y el Apfelstrudel, un strudel de manzana.
También se aconseja una visita a un Heurigen, un pequeño y rústico local donde en la buena estación podrás beber una copa de vino joven, el Heurigen, y comer unos platos típicos locales, como por ejemplo una ensalada de papas, tomates, embutidos, paté y tartas de queso y manzana.
Antes de lanzarte a la aventura de pedir un café, estudia bien tu pedido: si quieres un café con leche deberás pedir un "Melange", si quieres un cortado, pedirás un "kleiner brauner", mientras si lo que quieres es un café solo, deberás pedir un "Espresso". Los cafés son lugares muy típicos en Austria, donde se desarrolla la vida política e intelectual del país.
Paseando por la ciudad vas a encontrar muchos Würstelstand, puestos en la calle que venden las famosas "Frankfurter", "Käserkrainer", "Bratwurst", acompañadas de mostaza y cerveza. ¡El lugar ideal para un antojo incontrolable!

El clima

Como su vecina Suiza, Austria tiene un clima alpino en la zona de montaña y continental en el resto del país. Los inviernos son fríos, con una temperatura media de 0° C, suele nevar desde finales de diciembre hasta febrero. En verano el clima es cálido y húmedo y las tormentas son bastante frecuentes.
La mejor época para visitar Viena está comprendida entre la Pascua y la primera mitad de octubre: los parques están llenos de flores y la temperatura oscila entre 15 y 20°C.

Entonces...

Viena, ciudad de la música, del vals, del concierto de Año Nuevo, de la tarta Sacher, de la princesa Sissi, de la cultura clásica y contemporánea: ¡imposible aburrirse!

Últimas Valoraciones

  • La atención del personal es muy buena y te ayudan sin problemas si tienes alguna duda. Hablan Ingles pero se hacen entender si no lo entiendes mucho. La ubicación no es muy céntrica, pero esta muy bien comunicado. Tienes varios restaurantes cerca, panaderías y supermercados en la zona.

  • Una muy buena opción. Hotel de 3 estrellas situado en el centro de Viena. Está a algo menos de 10 minutos andando, tanto a la catedral como al Palacio de Horbun. La calle es muy tranquila y el interior del hotel también. Como está enmoquetado no hay ruido. Todo muy limpio y muy amables. Habitaciones grandes (la cama de matrimonio algo más justa, creo que de 1,35) y el baño bastante bien. TV plana. 2 canales en español (Telemadrid y TVE). Minibar. El desayuno tipo Bufet. Es algo justo, no tiene tostadas ni mucha bollería. Sí fruta, pan, zumos, croisant, bizcochos, yogures, huevos, salchichas,etc. Correcto. No te quedas con hambre. Sino te vas a un Anker que hay al inicio de la calle. El café si que es malo. Así que mejor chocolate. Lo peor del hotel el precio: 23 abril 2009, 145 euros noche con desayuno e iva incluido. Aunque para lo que es Viena tampoco es caro. Mirad y veréis. A todo ello, se une que el hotel tiene história ya que en este edificio se alojó Mozart en su primer viaje a Viena. Situación, tranquilidad, amabilidad.

  • Contentos. Este Hotel esta muy bien situado, en el centro de Viena, andando tardas 5 minutos a la catedral de San Esteban, la limpieza es total,la cama así como la ropa esta bien, el trato de los empleados correcto, el buffet solo tiene un pero el beicón y la tortilla se quedan fríos. No se puede aparcar en toda la calle incluso en las zonas que no tienen prohibiciones, en el hotel te venden tarjetas para aparcar (el hotel tiene aparccamiento) pero no dejéis el coche en la calle sin la tarjeta, pues la multa es segura (21 Euros). En general estamos contentos con esta elección. Una vez más Atrapalo.com no nos ha defraudado. La ubicación.

  • Buen apartamento. Pocas cosas malas puedo decir del viaje realizado, solo destacaré que en los billetes facilitados por atrapalo ponia una terminal del aeropuerto que no era. En el aeropuerto de Barcelona han inagurado una nueva trerminal, magnífica, entonces la compañia aèrea con la que viajávamos canvió su centro de la vieja a la nueva, des de atrápalo no nos informaron de eso y suerte del taxi que nos llevó al aeropuerto y nos preguntó la compañia, el estava informado y nos dejó en el sítio adecuado. Otra cosa a destacar que no fué de la manera que tenia que ir, és que para entrar al apartamento, que teniamos contratado, hacía falta un código numérico para abrir la caja donde dejan las llaves de los clientes. Nosotros no teníamos ningún código y tuvímos que llamar al propietário para que nos lo dijera, al final víno y comprovó que no teníamos código. En general el viaje ha sido un éxito y casi todo ha salido bién. La experiéncia ha valido la pena, en que el próximo viaje seguiremos con atrapalo... Me gustó que no dependes de nádie para entrar al apartamento.

  • Hotel situado a 2 minutos de la línea U3 del metro, con lo que te permite moverte perfectamente por Viena. La habitación perfecta, super limpio y muy poco ruidoso. El personal muy atento. El desayuno con todo lo que se necesita para iniciar el día con las pilas puestas.

  • Casi perfecto. La experiencia en este hotel fue casi perfecta. El personal se merece un 10 (siempre dispuestos a solucionar cualquier problema; la mayoría habla castellano), los desayunos (de buffet) otro 10. Internet gratis en las habitaciones, muy útil para aquellas personas que por trabajo u ocio necesitan estar continuamente informadas. Quizás el único "pero" sea la localización, aunque sólo necesitas 7-10 minutos caminando al metro más cercano. A título personal, decir que las habitaciones no disponen de persianas (algo general en casi toda Europa), un problema para la gente, que como yo se desvela con un rayo de sol. Y aquí amanece muy temprano!. Puntuación general: 9.8. La atención del personal, el desayuno buffet, internet en las habitaciones.

  • Hotel Bellevue

    8.0 Muy bueno (25 opiniones)

    Correcto, pero aspecto clasico.El hotel está bien. Tiene 4* pero las habitaciones normales están pendientes de poner al día para ser 4* reales. Todo correcto eso sí. Recepción correctos y voluntariosos. Limpieza y habitación muy bien. Caja fuerte sin coste en la habitación. TVE internacional. Baño bien. Demasiada moqueta para el gusto español ;-) Los servicios adicionales como desayuno, internet, etc. son muy muy caros. Tiene enfrente un supermercado y zona de ocio, así como una estación de tren, donde comprar billetes larga distancia sin problema (aunque la estación principal no es esa). Al otro lado estación hay parada taxi. Tambien os lo piden desde recepción si quereis. Tram y metro cerca (menos 5 min andando). Para llegar desde el aeropuerto recomendable contratar el CAT (tren expres) con taxi incluido si se llevan maletas (todo 24 eur. para máx 4 personas) El tren sólo ya 9 eur. si se compra separado. Hacedlo en el mostrador junto a las máquinas de venta en aeropuerto o por internet. Bien ubicado y buen precio.

  • Buen hotel. Cosas buenas: - La situación del hotel, a 10 minutos andando de toda la zona turística - La habitación, grande, con sala de estar separada del dormitorio - El baño totalmente equipado y grande - El desayuno, muy recomendable, aunque se tenga que pagar aparte Cosas no tan buenas: - El aire acondicionado funcionaba pero como si no lo hiciera - En la habitación sólo te dejaban un edredón con su funda y una almohada super fina, cualquier otra cosa tenías que pedir-la a recepción - La luz de la bañera no funcionaba, se papagaba de pronto, avisamos pero no lo arreglaron - En lugar de armario hay una barra con colgadores y dos cajones en el baño, con lo que la ropa se humedece cada vez que te duchas (el baño no tiene ventilación directa con el exterior) - No había nadie en el hotel que hablara castellano, dada la cantidad de castellano parlantes que había en el hotel, me parece un error. En resumen, yo volvería sin dudarlo. La situación y el tamaño de la habitación.

  • El hotel está céntrico en una calle peatonal junto a la Ópera y en unos minutos en la catedral y en la calle de las mejores tiendas. Uno de los recepcionistas hablaba español y estuvo muy acertado en sus recomendaciones para ir a cenar y a tomar unas copas en lugares cercanos.

  • En el lugar ideal. El hotel está situado a cinco minutos a pie de la catedral pero lejos de las masas de turistas, a dos minutos de la parada del tranvía que te lleva al Albertina. Situación perfecta. No vale la pena pagar el suplemento del buffet de desayuno. El desayuno continental que incluye el precio de la habitación en suficiente y bueno (diferentes panes calientes, zumos, mermeladas, magdalenas, café, chocolate...). Las habitaciones son tipo suite (dormitorio y salita). Tienen una pequeña zona "cocina" con la nevera, un pequeño fregadero y un microondas. El baño está dividido en dos partes (lavabo y baño). La decoración no está a la última y los dos televisores de la habitación son viejos y sin la TVE Internacional, pero para que la quiere uno en Viena. El hotel está pulcramente limpio y el personal de la recepción nos indicó siempre muy correctamente nuestras preguntas respecto a direcciones, transporte... Los billetes del transporte público se pueden comprar allí mismo. Situación y desayuno. Gim y sauna.

Foto destino

VIENA PROVINCIA

423 HOTELES EN VIENA PROVINCIA

Recomendaciones para ti en Viena

  • Ordenar por:
  • Selección Atrápalo
  • Mejor precio
  • Mejor valorados

Hotel K+K Maria Theresia

9.1 Extraordinario (5 opiniones)

Kirchberggasse 6, Viena

Este acogedor hotel tiene seis plantas y dispone de un total de 123 habitaciones, 4 de ellas suites. Parte de las instalaciones son los ascensores, el bar, el restaurante con zona para no fumadores, así como dos salas de conferencias.

Hotel Cristall

Franzensbrückenstrasse 9, Viena

El hotel se encuentra centralmente ubicado en el 2º distrito de Viena, cerca de la estación Praterstern y a tan solo 15 minutos andando desde la Stephansplatz.

Hotel Eurostars Embassy

C/ Landstraßer Hauptstraße, 120 - 1030, Viena

Desde 49€

MÁS INFO

El Hotel Eurostars Embassy está en Viena, en la famosa calle comercial Landstrasser Hauptstrasse.

Hotel Mate Dependance

C/ Bergsteiggasse, 22 - 1170, Viena

Desde 29€

MÁS INFO

El Mate Dependance es un hotel típico vienés, situado en el distrito 17 de la ciudad, en una residencia tradicional de principios del siglo XX.

Pentahotel Vienna

Margaretenstrasse 92, Viena

Este hotel 4 estrellas está localizado en el centro de Vienna y fue construido en 1987. El hotel tiene ascensores, conserje, caja de seguridad, sauna, servicio habitaciones, facilidades para empresas, se admiten mascotas.

Este hotel está climatizado y cuenta con 341 habitaciones repartidas en 13 plantas. En el acogedor hall de entrada encontrará una recepción abierta para usted las 24 horas del día, así como ascensores.

Hotel Post

Fleischmarkt 24,, Viena

Situado en el centro de Viena y cerca de la catedral de St. Stephan.

Este atractivo hotel urbano se encuentra frente a la estación del oeste o Westbahnhof. En unos 10 min llegará a la calle Mariahilferstrasse, una de las calles de compras más grandes de Viena.

Hotel Exe Vienna

C/ Ottakringer Straße, 34-36 (1170), Viena

El Hotel EXE Vienna está en el corazón del distrito de los museos, Hernals, una zona dinámica y tranquila con multitud de atractivos como la Wienner Volksoper, el castillo de Neuwaldegg, el bosque de 80 hectáreas de...

Hotel De France

Schottenring 3, Viena

Este hotel de lujo está situado en una zona céntrica, en el Schottenring, a unos minutos de la Stephansplatz, del Palacio Real y del Centro de Congresos (a un kilómetro).

Ver los 423 hoteles en Viena »