Consigue tu vuelo+hotel y conoce Bremen

Bremen 2

¿Te acuerdas de Los Trotamúsicos, aquellos dibujos de la infancia en el que los protagonistas eran un burro, un gallo, un perro y un gato? Seguro que sí, haz memoria.
Pues es en Bremen donde nace esta historia, que en realidad se llama Los músicos de Bremen, obra de los Hermanos Grimm y famosa en todo el mundo. ¡Qué bonito!

Y ahora, pongámonos serios (pero no tanto). Bremen es una ciudad al noroeste de Alemania y forma junto con el puerto de Bremerhaven la Ciudad Libre Hanseática de Bremen, uno de los 16 estados federados que forman la República Federal de Alemania.

Cruzada por el río Weser, una ciudad que aún no está entre los destinos turísticos principales de Alemania ha ido despertando la curiosidad de los viajeros atraídos por su centro histórico, donde se encuentra su magnífico Ayuntamiento y la estatua de Roland (ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO).

La Plaza del Mercado (Der Marktplatz) está considerada como una de las plazas más bonitas de Europa, sobre todo gracias a las casas antiguas que la rodean. Y es aquí donde se encuentra el increíble Ayuntamiento de la ciudad, uno de los más hermosos de Alemania construido entre 1405 y 1410. Si quieres entrar a visitarlo, en las oficinas de turismo puedes comprar los tickets para visitas guiadas, rondan alrededor de los 5? nada más, así que... ¡no lo dudes! Además, en el interior se encuentran unas bodegas de vino de 600 años de tradición con, nada más y nada menos que 650 tipos de vino alemán.

Frente al Ayuntamiento (Rathaus) está la estatua de Roland, de 6 metros de altura, la escultura exenta más grande del medievo alemán y que representa la libertad. Dicen las lenguas que los pragmáticos comerciantes del lugar la utilizaban para medir sus telas. En la actualidad se ha convertido en costumbre tocar la puntiaguda rodilla antes de ponerse a callejear por el casco antiguo de Bremen.

Si caminamos hacia el oeste del Ayuntamiento nos encontraremos con la representación más conocida de Los Músicos de Bremen, una escultura de bronce del artista Gerhard Marcks. Se dice que si tocas las patas del burro te traerán suerte, pero ¡ojo!, tienes que hacerlo con las dos manos, si lo haces con una, los habitantes de Bremen darán por hecho que eres un burro más saludando a otro burro.

Sin salir de la plaza, sí, Der Marktplatz es enooorme, nos encontramos de golpe con la impresionante Catedral de Bremen, también conocida como Dom St. Petri, con más de 1200 años de historia. Combina varios estilos arquitectónicos, entre ellos el románico, gótico y renacentista, ¡no te la puedes perder por nada del mundo!

Y ahora, basta de monumentos, vamos a meternos por la calle más famosa de la ciudad, la Böttcherstrasse, situada entre la Marktplatz y el río Weser. Su arquitectura medieval le da la mano al estilo expresionista de los años 20. Aquí encontrarás la estatua de El portador de luz, La Casa y el Museo de Paula Becker - Modersohn, La fuente de los siete perezosos y como no El Carillón de Porcelana, que decora el final del callejón donde se ensancha Böttcherstrasse formando la Plaza de San Pedro. Las campanas de porcelana de Meissen tocan una serie de melodías marineras, mientras que en la parte central de la torre aparecen retratos en tablas de madera famosos navegantes, ¡precioso!
Esta pintoresca calle alberga museos de arte, diversos talleres de artes y oficios, bares, restaurantes típicos y negocios, el casino de Bremen y un hotel.
Si quieres hacer un recorrido en barco, al final de la calle se encuentra el embarcadero, desde donde parten barcos turísticos para pasear por el río Weser.

Sin duda, un barrio que tienes que visitar en Bremen es El Schnoor, un barrio fundado en las inmediaciones del Weser por pescadores y artesanos a principios del siglo XIII, es el barrio más pintoresco y antiguo de Bremen, con pequeñas y estrechas casas de entramado de madera y callejuelas estrechas y angulosas entre las filas de edificios. El nombre del barrio en alemán significa "cordel", esto nos ayuda a hacernos una idea de la distribución, ya que las casas se apiñan unas a otras cual si fueran las perlas engarzadas en un cordel.
El barrio, uno de los más pobres de la ciudad antes de la Segunda Guerra Mundial, se salvó milagrosamente de la destrucción. Fue restaurado y más tarde declarado de interés histórico. Aquí se halla la casa más pequeña de la ciudad, un hotel con una sola habitación, jardines en miniatura, estrechos pasajes, anticuarios, restaurantes típicos, tiendas de artesanía y una gran tienda de adornos de Navidad que está abierta todo el año.
La palabra coquetería define bien a este barrio, es un barrio que invita al recorrido pausado. En sus adoquines brillan la humedad y la vanidad. Esconde comercios que aportan colorido y restaurantes selectos como Schröters. A su lado, la chocolatería del mismo nombre es una tentación dulce, y que decir de Tolke, donde tomar un buen café. ¡Un barrio que hay que vivirlo!

Y para terminar, te voy a llevar a, seguramente, el que será tu barrio preferido, El Viertel, el barrio de moda por excelencia, un barrio en movimiento. Cuenta con tiendas vintage como la Anziehungskraft, que conviven con la tetería de aire marciano Buddahawelt o Suppkultur, un local especializado en sopas y pensado para todos, vegetarianos y celiacos incluidos.

Pero si hay un lugar que define El Viertel, ese es el Café Engel: una antigua farmacia restaurada donde la carta de vinos es larga. A su lado se encuentra Litfas, establecimiento ideal para tomar la primera cerveza Becks y dejarse llevar.
Una curiosidad de este barrio es la Helenstrasse, la histórica primera calle dedicada a la prostitución de todo el país, aunque actualmente un muro metálico impide el paso a todas las mujeres que no sean familiares de las trabajadoras, ¡asombroso!

Recorrer sus calles será encontrarse con colores y paisajes pintados sobre los muros, mensajes y expresiones de toda índole, desde recreaciones naturales hasta graffiti en honor a grandes músicos como The Beatles o a personajes de ficción, como el hombre araña.

Bremen en Navidad es una postal, no dudes en visitar esta ciudad en esa época y así llevarte grandes recuerdos y disfrutar como un niño.

El mercado de Navidad de Bremen es uno de los más bonitos de Alemania. Cada año, un par de días antes del primer domingo de adviento, una ceremonia oficial en la catedral da el pistoletazo de salida a este mercado que convierte el centro de la ciudad en una locura de luces de colores y adornos navideños. Más de 180 puestos de artesanía de todo tipo y comida, mucha comida. La primera vez impresiona, abruma y hasta espanta con una característica mezcla de olores no apta para cualquier nariz, pero la verdad es que engancha y se convierte en una de las citas más esperadas, si no la que más, del calendario en Bremen.

¡Ven a disfrutar de Bremen ya!

Últimas ofertas de Vuelo+Hotel a Bremen

Rutas Encontrado Precios
Vuelo+Hotel Alicante - Bremen hace más de 1 día 126
Vuelo+Hotel Barcelona - Bremen hace más de 1 día 213
Vuelo+Hotel Madrid - Bremen hace más de 2 días 344

Ofertas Vuelo+Hotel en Bremen

Salida el díaPrecios desde
Hotel Wyndham Bremen Airport *** 2017-08-02126