Consigue tu vuelo+hotel y conoce Cork

Fachadas casas

Cork es la segunda ciudad de Irlanda, después de la capital Dublín. Su casco antiguo se extiende en una isla en el medio del río Lee, dando la idea al viajero más bien de estar visitando un pueblo que no una grande ciudad, con sus edificios georgianos, su ambiente acogedor y despreocupado, sus pubs y cafés a la moda.


Cork es por supuesto sinónimo de ricas cervezas artesanas, pero también de optima gastronomía; en el famoso Mercado inglés podrás saborear un sinfín de productos locales, como quesos artesanos, chocolate, pescado ahumado y mantequilla local (existe además un Museo de la Mantequilla, no te lo pierdas).


Cork cuenta también con dos catedrales, la de Santa María y Santa Anna con un peculiar reloj que parece mostrar horas diferentes desde la base, y la de San Finbar, famosa por sus tres chapiteles. Una visita imprescindible en Cork es su Universidad, institución creada a mediados del siglo XIX, rica en edificios góticos y jardines cuidados, de un verde intenso todo el año.

El Aeropuerto de Cork se ubica a pocos kilómetros de la ciudad y está conectado con autobuses y taxis. La oferta de alojamientos de la ciudad abarca muchas opciones, desde las más baratas y espartanas como camping, apartamentos y hostales, hasta hoteles de lujo y boutique.