Consigue tu vuelo+hotel y conoce Oslo

Imagen HEADER de fondo grande

Oslo, capital de Noruega y, por qué no, también la del Norte de Europa. Pequeña, industrial y fría, pero a la vez llena de vida, diseño y buena comida. Quizá una de las ciudades más caras del mundo, pero eso no es problema, hazme caso y acompáñame a descubrir esta ciudad.

Oslo se encuentra en la cabecera del fiordo del mismo nombre, rodeada de cerros y montañas. Existen 40 islas dentro de los límites de la ciudad y nada más y nada menos que 343 lagos.
Oslo es atravesada tímidamente por dos ríos, el Akerselva separa la ciudad en Este y Oeste y el Alna cruza el barrio más grande y el área industrial.

La ciudad se puede resumir en seis líneas de metro, diez distritos y cuatro barrios de interés. Sus seis líneas de metro van de Este a Oeste y todas pasan por las mismas seis paradas del centro de la población. Son seis paradas que, a su vez, corresponden con sus cuatro barrios más interesantes: Grünerlokka, Majorstuen, Sentrum y AkerBrygge.

Grünerlokka se encuentra en el lado oriental del río Akerselva, justo detrás de los edificios industriales históricos, un barrio donde se esconden pequeñas cafeterías, restaurantes, bares, tabernas, boutiques de diseñadores, tiendas de antigüedades y de artículos de segunda mano, y sobre todo hay bares de hamburguesas buenísimas (se dice que en Oslo están los mejores Diners de Europa) como la Munchies.

¡Cómo no! Como en cualquier ciudad europea, el barrio más de moda y más trendy fue hace unas décadas la zona más deprimida de la ciudad, lugar donde artistas, músicos y gente joven se iban a vivir, ya que los alquileres eran más baratos.

Aunque no lo creas, los noruegos tienen una gran tradición del café y lo saben hacer muy bien, por eso, debes ir a tomarte uno en una de las mejores cafeterías de Europa, la Tim Wendelboe, reconocida por su café natural tostado en el propio local y servido con mucho amor, te vendrá bien para combatir los -20º grados que puede haber en enero, por ejemplo.

Pero no te puedes ir de este barrio sin antes probar algo de la gastronomía local (aunque a tu bolsillo le duela un poco), así que vete al mercado gourmet Mathallen y disfruta.

Oslo es para caminarla, para darte cuenta de que ese exquisito diseño y perfección que la hace tan famosa es verdad y que no se trata de una moda, Oslo es así desde que nació. Una ciudad, además, que vive para la paz, ya que aquí es donde se otorga el premio Nobel de la Paz.

En Sentrum está la avenida más céntrica y conocida de la ciudad, una calle llena de tiendas donde te podrás llevar un recuerdo, ya sea una banderita o el típico troll.
Es en este barrio donde se encuentra el Museo Nacional de Arte, aquí podrás ver en primera persona la archiconocida obra El Grito, de Edvard Munch. Y si volvemos a la calle de las tiendas y bajamos nos toparemos con el Palacio Real, residencia de los Reyes de Noruega, donde es muy fácil encontrarse con Harald de Noruega.

¿Sabías que el salto de esquí más grande del mundo está en Oslo? Es impresionante, es donde retrasmiten el clásico concurso de saltos de cada Año Nuevo y desde lo alto podrás disfrutar de magníficas vistas. Si te gustan las emociones fuertes, podrás experimentar saltar con esquís en el simulador, ¡muy guay!

No te puedes ir de Oslo sin ir a Aker Brigge, la zona del puerto, el barrio de los nuevos ricos y donde está el edificio más espectacular y visitado de toda la ciudad: la Opera Huset, donde desde su explanada vivirás maravillosos amaneceres y atardeceres y desearás quedarte en Oslo para siempre.

Últimas ofertas de Vuelo+Hotel a Oslo

Rutas Encontrado Precios
Vuelo+Hotel Barcelona - Oslo hace 20 horas 434
Vuelo+Hotel Budapest - Oslo hace 6 horas 277
Vuelo+Hotel Valencia - Oslo hace 2 horas 326
Vuelo+Hotel Málaga - Oslo hace más de 1 día 261
Vuelo+Hotel Santa Cruz de Tenerife - Oslo hace más de 1 día 423
Vuelo+Hotel Alicante - Oslo hace 6 horas 453
Vuelo+Hotel Bilbao - Oslo hace más de 1 día 416

Ofertas Vuelo+Hotel en Oslo

Salida el díaPrecios desde
Hotel Scandic Sjolyst *** 2017-07-31434