Consigue tu vuelo+hotel y conoce Puerto Iguazú

Cataratas Iguazú 4

¡No se esperaba el explorador jerezano Álvar Núñez Cabeza de Vaca encontrarse en sus expediciones a América con una de las siete maravillas naturales del mundo! En efecto, las Cataratas de Iguazú son un regalo de la naturaleza compartido entre Brasil y Argentina. En la orilla argentina se fue gestando una pequeña ciudad bajo el nombre de Puerto Iguazú, que vio en las cataratas una fuente (casi) inagotable de riqueza económica. ¡Eso sí, respetando el medio ambiente!


17 kilómetros separan a los 40.000 habitantes de Puerto Iguazú de las cascadas más espectaculares del planeta. Agrupadas bajo el colchón de Parque Nacional, están formadas por 275 saltos (¡ni un canguro salta tanto!) y el 80% de ellos se sitúan en el lado argentino. Su salto de mayor caudal, con 80 metros de caída, es la Garganta del Diablo. ¡En ella se quedaría mudo el Diablo, Dios y cualquiera que pasase por allí! Puedes acceder a la Garganta a través del peculiar Tren Ecológico de la Selva, que parte de la Estación Central, al lado de las principales tiendas y comercios del Parque Natural. ¡En menos de media hora te deja al lado de la Garganta! Un auténtico espectáculo de la naturaleza donde podrás percibir los aromas, los sonidos y la humedad más pura de la jungla. Gracias a esa humedad, las riberas del Iguazú sirven de hogar para múltiples especies vegetales casi exclusivas de este lugar como el laurel blanco, el barayú o el ceibo, cuya flor es la flor nacional de Argentina. Mientras realizas una ruta por el Sendero Macuco, no solo podrás avistar una cascada de 20 metros en plena selva, sino que también saludarás a coloridos tucanes, macucos o simpáticos coatíes.


En las cataratas tienes la posibilidad de realizar diferentes rutas que valen también mucho, muchísimo, la pena. ¿Acaso esperabas menos de todo un Patrimonio de la Humanidad? Si realizas el paseo inferior, desde el mirador hacia el salto Bossetti, te encontrarás en mitad de tu camino con la Isla de San Martín, a la que puedes acceder a través de un bote. No obstante, el paseo superior te permite obtener una vista prácticamente cenital de la caída de las aguas del Iguazú. El impacto del agua sobre las piedras y sobre la corriente fluvial te ensordecerá. ¡Una estampa de película que te emocionará!


Puerto Iguazú es, pues, el lugar idóneo en donde hospedarte cuando visites las cataratas, ya que dispone de una abundante oferta hotelera y comercialpara todos los gustos y bolsillos: hoteles de lujo de cuatro y cinco estrellas, albergues juveniles, cabañas... ¡Incluso dentro del propio Parque Nacional se levanta el lujoso Hotel Sheraton Iguazú! Pero Puerto Iguazú es mucho más que un simple lugar de paso. La Aripuca, por ejemplo, es un complejo a las afueras de la ciudad donde puedes observar de cerca las trampas que los indígenas diseñaban y utilizaban para cazar monos. ¿Para qué se quieren tecnologías teniendo estos métodos tan efectivos? Si quieres culturizarte todavía más, el Museo Mbororé habla de la historia de la región antaño habitada por indígenas. Y el Museo de Imágenes de la Selva te sumerge de lleno en el ecosistema, los paisajes y las costumbres de las cataratas. ¡Para que puedas escribir tu propio "libro de la selva"! Si con esto no es suficiente, inspírate en el Parque Natural Municipal Luis Honorio Rolón o en el centro de rehabilitación de fauna silvestre Güirá Oga, a cinco kilómetros del centro de la ciudad. Pero si prefieres practicar deporte sin agobiarte demasiado, Puerto Iguazú dispone de un campo de golf y de un casino internacional. Y por supuesto, en el centro urbano dispones de discotecas, pubs, restaurantes, confiterías y muchas más tiendas.


No podemos pasar por alto (¡cómo no!) el Hito Tres Fronteras. ¡Y es que Puerto Iguazú se sitúa en los límites de tres países diferentes! ¿En dónde más puedes decir lo mismo? Argentina, Brasil y Paraguay se dan la mano en el encuentro de los ríos Iguazú y Paraná. En este punto se celebra una feria artesanal con los productos más tradicionales de la cuenca de estos dos grandes ríos sudamericanos.


La provincia de Misiones, al nordeste de Argentina, tiene un nombre que destaca: Iguazú. No obstante, el resto del país tiene un montón de motivos por los que merece la pena que lo visites. El Aeropuerto Internacional de Puerto Iguazú te conecta en vuelo directo con los principales aeródromos del país: Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Rosario... Además, en la orilla brasileña del Iguaçu (como los brasileiros llaman al río), el aeropuerto de Foz do Iguaçu tiene conexión con diferentes puntos de Brasil y con Lima. ¡Y solamente cruzando el Puente Internacional Tancredo Neves! El Aeropuerto Internacional de Guaraní, más alejado y perteneciente a Paraguay, es otra alternativa que nunca está de más tener en cuenta. ¡Todo sea por conocer esta peculiar ciudad! Puerto fluvial del Iguazú y ciudad con espíritu internacional. Un enclave consciente de su pasado indígena y puerta de entrada a la Naturaleza con mayúsculas. ¡Si Álvar Núñez Cabeza de Vaca levantase la cabeza, no saldría de su asombro!

Últimas ofertas de Vuelo+Hotel a Puerto Iguazú

Rutas Encontrado Precios
Vuelo+Hotel Buenos Aires - Puerto Iguazú hace más de 1 día 345

Ofertas Vuelo+Hotel en Puerto Iguazú

Salida el díaPrecios desde
Hotel Marcopolo Suites Iguazu *** 2017-07-27345