Consigue tu vuelo+hotel y conoce Vilaller

Vistas

Vilaller es un núcleo turístico, una pequeña villa de 570 habitantes, de alta montaña situado en la comarca de la Alta Ribagorça en Lleida, lindando con Huesca. La villa está situada a menos de una hora de Bohí Taüll, Baqueira Beret, Cerler y el Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. El municipio está dividido en dos partes, una a cada lado del río Noguera Ribagorzana, por un lado el núcleo antiguo, situado en la montaña, y por otro, el barrio nuevo que se ha desarrollado al abrigo del turismo.
Las actividades principales en Vilaller son la ramadería y el turismo, al estar situado en los Pirineos, en invierno se puede practicar el esquí, en otoño las setas y en verano el senderismo y turismo de naturaleza y aventura.
El patrimonio cultural de la villa es muy rico en historia (los primeros datos de la villa datan del año 1381, en el que estaban censadas 11 casas), en tradiciones, gastronomía y arte. Por ejemplo, la iglesia parroquial está dedicada a San Clemente y se trata de un edificio barroco del siglo XVII; también se conserva un puente gótico sobre la Noguera Ribagorzana. La fiesta mayor de Vilaller se celebra a mediados del mes de agosto, y durante el mes de octubre se celebra la Feria de Todos los Santos y del Cep.

La Alta Ribagorça: Cumbres altísimas, circos glaciales con estanques, valles profundos con pequeñas poblaciones... El encanto de la Alta Ribagorça no se mide por su modernidad, sino por su patrimonio histórico y cultural. Situada en la orilla izquierda del Noguera Ribagorçana, forma parte del valle de Barravés i la Vall de Boí. También comprende una parte del sector occidental del Parque Nacional de Aigüestortes y el lago de San Mauricio.
El principal recurso natural de l'Alta Ribagorça es el agua. La construcción de centrales eléctricas han contribuido al desarrollo de la zona, junto con el turismo creciente atraído por la belleza del paisaje, las aguas termales, la posibilidad de practicar deportes de aventura y, muy especialmente, el conjunto de iglesias románicas de la Vall de Boí, reconocidas internacionalmente.
Pero el patrimonio cultural de la Alta Ribagorça no se acaba aquí. El Pont de Suert, capital de comarca, posee también un bagaje histórico lleno de contrastes. Así, podrás pasear por las calles de su barrio histórico, a la vez que visitas la moderna iglesia de Nostra Senyora de l'Assumpció.
En la Alta Ribagorça podrás hacer lo que más te plazca: practicar deportes en plena naturaleza, visitar lugares de gran interés histórico, recorrer rutas que superarán todas tus expectativas, y disfrutar de las fiestas, costumbres y tradiciones que han ido pasando de generación en generación, y que configuran el rico patrimonio cultural de la comarca.